El PSOE critica la política inversionista provincial

Redacción i-bejar.com
Febrero 07, 2004

Los próximos planes provinciales de la diputación invertirán hasta 3 millones de euros (500 millones de pesetas) menos que hace 10 años, durante el último mandato socialista en la institución provincial. Este fue uno de los datos ofrecidos en la reunión que ayer mantenían los socialistas de la zona de Béjar.


La sede de la agrupación socialista bejarana fue el centro de reunión de los alcaldes y concejales del PSOE de ámbito comarcal. Los responsables municipales acudieron a la convocatoria efectuada por el diputado socialista de la zona, Ramón Hernández Garrido, para explicar los planes de inversión en infraestructuras de la Diputación.


La cita fue aprovechada para, con la presencia del cabeza de lista al senado, José Castro Rabadán, arengar a los cargos electos socialistas para mejorar los resultados electorales ante los próximos comicios nacionales.


Los ediles socialistas fueron informados del descenso poblacional del centro urbano de la comarca. Béjar contaba con 15.144 habitantes a finales del mes pasado, muy próximo al mítico umbral de 14 habitantes que harían que Béjar dejara de ser la segunda población salmantina en número de habitantes. Otro de los datos ofrecidos por los responsables socialistas fueron los referidos al paro. Según éstos, el paro desde los comicios municipales se habría incrementado en más de 600 nuevos desempleados. Los datos fueron empleados para criticar la política del PP en la zona.



ZONA DE VITIGUDINO Alcaldes y concejales socialistas de la comarca de Vitigudino mantuvieron una reunión para informarse de las ayudas repartidas por la Diputación de Salamanca a través de los planes provinciales.


Según el diputado socialista por la zona de Vitigudino y alcalde de Mieza, Julio Fernández, la comarca "ha sufrido una pérdida importante en este tipo de ingresos, ya que de los 55 municipios existentes, 21 de ellos ha recibido menos dinero que hace cuatro años".


El descenso de las subvenciones es debido a una disminución del número de habitantes en cada una de estas localidades, aunque según Fernández, "eso no justifica la pérdida económica, porque las obras cuestan ahora más que hace cuatro años". El encuentro se llevó a cabo a las ocho y media de la tarde, después de una rueda de prensa.