El PP aprueba las cuentas con la ausencia de los socialistas



Redacción i-bejar.com
Diciembre 03, 2004

Los socialistas no votaron ayer la aprobación de los presupuestos del 2005. Abandonaron la sala capitular del consistorio acompañando a uno de los ediles, Pablo Hernández. Momentos antes, éste y el propio portavoz, Ramón Hernández Garrido, fueron advertidos por el alcalde, Alejo Riñones, de amenaza de expulsión de la sala si interrumpían su intervención.


Sin embargo, el edil socialista fue expulsado por Riñones porque acusó a éste de falsear los datos que utilizó en su discurso, algo que fue considerado como una falta de respeto, según explicó el presidente de la sala.


De nuevo, la sesión estuvo cargada de tensión y acusaciones más allá de lo personal. El alcalde arremetió contra más familiares del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, como el vecino de Candelario, Antonio Caldera, cuando los concejales socialistas hicieron referencias a la presencia en la sala del concejal del PP condenado, Luis Francisco Martín.


En este caso, Riñones dijo que el mencionado vecino de Candelario era titular como secretario en tres municipios (Navacarros, La Hoya y Vallejera). Sin embargo, es otro vecino de Candelario, no facultado por la Junta, el que ejerce en estos municipios, según Riñones. El propio Antonio Caldera desmintió rotundamente las acusaciones del alcalde y anunció la adopción de medidas en contra de las afirmaciones falsas del edil. Solicitará la intervención del colegio de secretarios.


El concejal de Hacienda falta al debate de los presupuestos, cifrados en 11 millones


Curiosamente, en el pleno de los presupuestos faltó el concejal de Hacienda, Raúl Hernández, un hecho que fue destacado por la oposición. El alcalde, Alejo Riñones, destacó que los de Béjar son los "primeros presupuestos aprobados de la región", cifrados en 11,7 millones de euros (1.946 millones de pesetas). Esta cifra supone un recorte de 2,3 millones de euros (382 millones de pesetas) desde el 2003.



Por su parte, el alcalde bejarano calificó los presupuestos como altamente inversionistas en industria y turismo y con un fuerte contenido social.