El parador nacional se ejecutará en el 2006 si los dueños ceden los terrenos

Redacción i-bejar.com
Noviembre 21, 2004

El parador nacional se construirá en Béjar en el 2006, año en el que podrían comenzar la ejecución de las obras, siempre y cuando el Ayuntamiento de Béjar y la Junta cedan los terrenos necesarios. El ministro quiso dejar zanjada así la polémica suscitada por el alcalde, Alejo Riñones, que parece haberse decantado por una Posada Real en la villa renacentista El Bosque. Parece difícil que el parador pueda construirse en este paraje pero no en la ciudad, puesto que Caldera ha anunciado la disposición de Paradores para la ubicación en Béjar de un establecimiento de esta categoría. El ministro anunció una próxima visita a la ciudad del responsable de Paradores Nacionales.


"Si no se ceden los lugares para su ubicación será responsabilidad del Ayuntamiento y de la Junta", setenció. Recordó el compromiso con la ciudad aprobado en el Plan del Oeste. Caldera lamentó las continuas alusiones y ataques del alcalde de Béjar. "Tiene poca paciencia, hemos esperado muchos años a una iniciativa que comprometió Rato y nunca desarrolló. Nosotros sí la vamos a cumplir", dijo. "Un lugar ideal sería El Bosque, ya que hay dudas y sí el Ayuntamiento no quiere cederlo, no se podrá hacer", manifestó Caldera y añadió que se buscará otro lugar y que cumplirá el compromiso con la ciudad, esperando la colaboración del consistorio, a quien atribuyó la responsabilidad de la cesión. Caldera diferenció entre una Posada Real, de la que ya hay una en Candelario, y un parador, que genera mucho mayor volumen económico y es de titularidad pública.