La nieve caída, insuficiente para poder abrir La Covatilla



Redacción i-bejar.com
Diciembre 23, 2004

La nieve caída en la Sierra de Béjar no servirá para acelerar la fecha de apertura de la estación de esquí de La Covatilla, ya que no superó los 10 centrímentros de grosor en algunas zonas, con lo que no se podrá practicar este deporte de invierno en las instalaciones bejaranas, aunque sí mejoró temporalmente las condiciones meteorológicas para el proceso de fabricación de nieve en el que se encuentra inmersa la gestora de la estación, Gecobesa, con la puesta en marcha de ocho cañones productores de nieve artificial y que, según Gecobesa, han fabricado más de 5.000 metros cúbicos del preciado elemento helado en apenas dos días.



TURISTICA La Covatilla mantiene las previsiones de abrir las instalaciones, pero de forma turística durante las vacaciones navideñas. Tal y como destacó José White, responsable de pistas de la estación, "la nieve es insuficiente", aunque albergan la esperanza de que las previsiones de precipitaciones en forma de nieve para fin de año puedan ser lo suficientemente copiosas para abrir las puertas de La Covatilla y permitir la práctica del esquí en las pistas. De este modo, la apertura será producida "con garantías", una denominación que suelen afirmar los miembros de la dirección de Gecobesa en referencia a la apuesta por la calidad de la sociedad gestora. Las previsiones, a falta de una nevada, son las de abrir la zona de servicios y la nueva zona infantil.


En la jornada de ayer fueron necesarias más de cinco horas para que las máquinas quitanieves de la diputación, alertadas por Gecobesa, acudiesen a limpiar la carretera de acceso desde La Hoya, que se cubrió de nieve e imposibilitó que los trabajadores de la estación pudieran subir a la misma.


Diferentes responsables de las instalaciones de invierno manifestaron su malestar por la lenta respuesta de la institución provincial a la llamada de la gestora para la limpieza de la carretera bejarana.


Más de 70 personas han realizado diversos trabajos en las instalaciones


Durante la reforma que ha sufrido la estación de esquí bejarana ha habido temporadas en las que han estado trabajando en la estación más de 70 personas, muchas de las cuales ya han concluido su trabajo.



La efectividad de los sistemas de nieve artificial y de sus cañones, controlados con los últimos avances tecnológicos, pudo comprobarse de nuevo ayer. De hecho, un total de ocho cañones de nieve con diversas capacidades siguen cubriendo en la actualidad su zona de actuación para crear una capa que servirá de base para la nieve real y para que ésta aguante toda la temporada.



El agua necesaria para la fabricación de la nieve se toma de los drenajes de las pistas. El líquido procede del deshielo y se acumula en grandes depósitos construidos después de la reforma de la estación. La sociedad gestora de las instalaciones ha invertido más de 4 millones de euros (666 millones de pesetas) en las mejoras.