El ministro de Trabajo visita la ampliación de la residencia del Buen Pastor. Las obras terminarán en medio año



Redacción i-bejar.com
Febrero 04, 2008

Estas subvenciones del Ministerio de Asuntos Sociales paliarán las necesidades del centro, que acoge a 78 residentes y a 18 familias

A lo largo del 2008 se tendrá terminada la nueva residencia del Buen Pastor. Las certificaciones de obra y los pagos han cumplido escrupulosamente los plazos para la construcción del nuevo Buen Pastor. La política social a la que se ha dedicado el ministro del ramo, Jesús Caldera, se salda en la ciudad con la construcción de un nuevo Buen Pastor, que mejorará notablemente la calidad de vida de los residentes y ampliará el número de plazas ofertadas hasta la fecha.


Jesús Caldera, ministro de Trabajo


Hay 1,2 millones de euros preparados para la segunda fase y durante este ejercicio se aprobará la parte final para la conclusión de los trabajos por medio de la cual se modernizará la Residencia del Buen Pastor y se ampliarán las instalaciones con la ampliación que puede apreciar todo aquel que pase por la calle Flamencos.


Estas subvenciones del Ministerio de Asuntos Sociales paliarán las necesidades del centro, que acoge a 78 residentes y también emplea a 18 familias en los trabajos del cuidado de los mayores y el mantenimiento del centro benéfico.


La casa fue fundada en 1853, en la calle Colón y el objetivo era la asistencia a los necesitados. Tal y como manifiesta la actual junta directiva, la asistencia a los pobres sigue siendo el espíritu que marca las actuaciones y la misión del Buen Pastor.


Las dotaciones se trasladaron a su actual ubicación, en la calle Flamencos, en marzo de 1904 y en 1972 se inauguró el edificio que hoy alberga la institución.


Las instalaciones disponen de diversas dependencias y servicios destinados a los residentes que con la actual inversión de 4 millones de euros verá ampliados sus servicios notablemente y la calidad de los mismos para los residentes.