La marcha pro Semana Santa cumple su vigésimo aniversario

Redacción i-bejar.com
Marzo 14, 2005

En su vigésima edición y más pronto que ningún año se celebró la marcha pro Semana Santa de la Veracruz en Béjar. La buena climatología acompañó a los viandantes, que pasadas las 9.30 de la mañana tomaron el camino a las pedanías que forman el recorrido. Una actividad extraña en su fin y su forma y habitual por lo tradicional y en su significado. La actividad se ha convertido en una cita social ineludible y además es una buena forma de contribuir a los costosos gastos de la organización de las actividades de La Pasión.


La de ayer no fue tan multitudinaria como la del 2004, a pesar de las bondades de la meteorología. Sin embargo, cerca de 200 personas realizaron el recorrido de la cita que sale desde la Plaza Mayor --desde el Español--, donde se sellan las participaciones y llega hasta la pedanía de Fuentebuena, pasando por la de Valdesangil, para regresar al punto de partida. Los viandantes invirtieron ayer cerca de 5 horas para realizar todo el recorrido.


La singularidad más destacada, de esta ya de por si simpar actividad, es el pago que hacen los participantes por tomar parte en la marcha. En algunos casos, sí no se desea o no se tiene la buena forma física necesaria para hacer el recorrido, las reglas de la cofradía de la Veracruz también contemplan los apadrinamientos. Se trata de un sistema por medio del cual se paga la participación pero es otro el que hace el camino.



PREGON Se trata de la primera, actividad de la Semana Santa de la provincia, aunque en contra de lo que sucede en otras ediciones, este año la marcha fue posterior al pregón que tuvo lugar el pasado viernes en el Cervantes. La cofradía ha estado financiando todos estos años parte de los costosos gastos que le supone sacar los pasos a la calle con la organización de este evento popular.


 En el mesón de Flora, en Fuentebuena tiene lugar cada año el principal refrigerio de la actividad razón por la cual el año pasado los cofrades homenajearon con una placa a los propietarios del mesón pedaneo.


El origen de la tradición parte de la iniciativa de una abadesa que tuvo la cofradía, Puri Faure. Ella y su marido tuvieron la idea y organizaron la primera marcha pro Semana Santa de la cofradía, con un recorrido similar al de la actualidad.


Se parte de Béjar, desde el Español (en la plaza Mayor), donde se sellan los últimos pases de participación, por la calle 28 de septiembre se llega a la Glorieta y desde allí hasta la pedanía de Valdesangil. Posteriormente se llega a Fuentebuena, donde, desde hace 20 años se efectúa la parada para reponer fuerzas. El mesón Flora organiza un avituallamiento a base de embutidos y productos del cerdo.