Malestar del PSOE por el reparto de cargos en la mancomunidad

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Agosto 07, 2003 - 02:00

El Grupo Socialista demandó ayer una representación en la mancomunidad Embalse de Béjar, que el martes eligió a sus cargos en asamblea. El portavoz, Ramón Hernández, criticó la hora de convocatoria de la asamblea --la reunión tuvo lugar a las dos de la tarde--, al considerar que se trata de un momento en el que los representantes de los trece municipios que la conforman, casi todos ellos dedicados a la tareas del campo, tienen serias dificultades para participar.


Los socialistas se consideran asistidos por la ley en su petición de un representante de los cuatro que le corresponden a Béjar, como marcan los órganos colegiados de la agrupación.



DESPRECIO


Los socialistas no tienen participación en la gestora de las aguas del embalse, a pesar de tener siete concejales en Béjar, lo que el representante del PSOE interpretó como un desprecio por parte del alcalde, Alejo Riñones, a los ciudadanos que les dieron sus votos.


Hernández acusó de falta de transparencia y de democracia a Riñones, sobre el que dijo: "Este hombre está haciendo buenos a los alcaldes de la dictadura". Este fue el eje central de la crítica efectuada por los ediles del PSOE que ayer, desde el propio Ayuntamiento, hacían saber su descontento con el nombramiento de los cargos de la mancomunidad del embalse. A la cita, quizá por lo intempestivo de la hora, acudieron sólo representantes de seis municipios de los 13 que conforman el grupo. Ninguno de los cargos electos pertenece al PSOE.


El alcalde de Fuentes de Béjar, Quintín Torrecilla, socialista, propuso que esta localidad tuviese la vicepresidencia, lo que no fue tenido en cuenta por la asamblea, con mayoría popular.


Los socialistas sustentan también su crítica de falta de democracia en la orden que Riñones habría dado de no facilitar los informes requeridos por el PSOE.