Malestar en la comarca por los recientes cambios sanitarios



Redacción i-bejar.com
Septiembre 20, 2004

Las normas sanitarias y el concurso de traslados médicos, que entraron en vigor el pasado 15 de septiembre, están suscitando verdadero malestar entre algunos responsables municipales de la comarca bejarana. Si bien la ciudad de Béjar se ha visto beneficiada, puesto que serán 3 nuevos facultativos los que desarrollen su función médica en los centros sanitarios, la comarca, con pueblos como Sanchotello, Valdehijaderos, la Calzada de Béjar u Horcajo verán mermada la asistencia sanitaria y los días en los que los médicos de cabecera pasarán consulta en estas localidades.


Alcaldesas como María del Carmen Sánchez, del municipio de Sanchotello, han afirmado que no permitirán que esto suceda y han anunciado movilizaciones y medidas de presión conjuntas para impedir que la Consejería de Sanidad imponga los cambios mencionados. Sánchez lamentó, en declaraciones a EL ADELANTO, haberse enterado por el propio facultativo de los cambios impuestos por la Administración y no por una comunicación oficial de la Junta.


La alcaldesa considera que el pueblo se verá muy perjudicado, puesto que con anterioridad el médico pasaba consulta todos los días, mientras que ahora se desplazará sólo tres días de la semana. Entre las medidas que piensa adoptar Sánchez se encuentra una comunicación oficial a sus vecinos, por medio de un bando municipal y sendas misivas: a la Consejería de Sanidad y al Servicio de la Delegación Territorial de la Junta, en las que se haga constar una enérgica protesta y el malestar de sus vecinos, así como la petición de una solución por parte de la Administración regional.


Sánchez dijo que también se pondrá en contacto con los ediles del resto de pueblos afectados por la norma sanitaria para estudiar la posibilidad de adopción de medidas conjuntas de presión a la Administración, para que se de marcha a tras en la reestructuración sanitaria de la comarca bejarana.


Los mayores requieren de más cuidados sanitarios y con más frecuencia


Algunos alcaldes afectados dicen no poder entender como "pretenden que se asiente la población en las zonas rurales, si lo que hacen es eliminar servicios poco a poco".



La alcaldesa de Sanchotello dice que hay muchas personas que, como ella, han invertido grandes esfuerzos familiares y económicos por permanecer en los pueblos, para que con situaciones como la mencionada se "le quiten las intenciones".


Los ediles reconocen el descenso de población en la zona que habría suscitado los cambios sanitarios, pero aseguran que con medidas como esta lo único que se consigue es que siga habiendo despoblación.



La mayor parte de la población rural son personas mayores, que requieren más cuidados sanitarios o con mayor frecuencia, algo que según los ediles habría sido tenido en cuenta por la Administración a la hora de organizar la sanidad.


Foto: Santiago Nieto