Interés del Gobierno por un parador nacional en El Bosque

Redacción i-bejar.com
Mayo 26, 2005 - 02:00

Un grupo de técnicos de la dirección general de Turismo del Gobierno central visitaron ayer la finca renacentista de El Bosque en Béjar, para elaborar un primer informe de la zona con la pretensión de convertirla en un parador nacional, que es uno de los compromisos que el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, marcó para la ciudad de Béjar, como ya informó EL ADELANTO.


Los técnicos estuvieron acompañados durante su visita por el alcalde bejarano, Alejo Riñones, quien se limitó a valorar de manera positiva este primer encuentro, aunque afirmó que "no puedo crear falsas expectativas y veo muy lejano que creen el parador". Además, el regidor explicó que esta visita "era una obligación, ya que han venido por una petición municipal del año 2002".


Más positiva fue la valoración del portavoz de los socialistas de Béjar, Ramón Hernández, quien denunció que el alcalde "ha puesto muchas trabas al interés del PSOE por conocer El Bosque" y expuso su satisfacción por la llegada de estos técnicos y porque "es uno de nuestros compromisos". Hernández explicó que el personal de Turismo "elaborará un informe sobre la idoneidad y la colaboración del ayuntamiento bejarano que se elevará al secretario general de Turismo y, finalmente, llegará al ministro Jesús Caldera".


El portavoz de los socialistas destacó el asunto de la colaboración municipal ya que el alcalde ha afirmado en un pleno "que el consistorio no cedería la titularidad de El Bosque y prefiere realizar en su lugar una posada".



VALORACION Según ha podido saber este periódico, la visita de los técnicos ha sido productiva, ya que el entorno de la finca renacentista de El Bosque ha merecido una valoración positiva, con lo que son muchas las posibilidades de que este entorno bejarano albergue un parador nacional en un futuro.


Esta finca está considerada como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Jardín Histórico desde el 11 de enero de 1946, una distinción que sólo comparte con La Granja de San Ildefonso (Segovia) y se construyó en el siglo XVI. La Junta de Castilla y León también ha mostrado su interés en este paraje en varias ocasiones y ha colaborado en las labores de restauración.