La empresa de la Cerrallana no ha concretado aún su proyecto

Redacción i-bejar.com
Diciembre 23, 2003 - 01:00

El proyecto de la empresa textil catalana en la Cerrallana se encuentra a la espera de que los empresarios Jiménez, de Cataluña y Miami, remitan una misiva al Ayuntamiento bejarano con sus condiciones para el establecimiento de la textil, que crearía 400 puestos de trabajo, según el Gobierno municipal.


Alejo Riñones aseguró haber mantenido conversaciones telefónicas con representantes de la familia, sin querer especificar más hasta no "tenerlo por escrito". El edil no quiso abundar en las intenciones de los empresarios, después de la reunión mantenida en Valladolid con representantes de la Junta. Castilla y León prometió a los catalanes las mejores condiciones y las máximas ayudas y, según el alcalde, podrían llegar a pagar hasta un 40% de los 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas) de inversión total.


Según Riñones, los empresarios siguen interesados en el proyecto, pero el contenido de las conversaciones telefónicas no fue desvelado, hasta no tener la carta en la que éstos detallarán las condiciones para el establecimiento final en Béjar. "Son ellos los que tienen que mover ficha", dijo el alcalde bejarano delante del viceconsejero de Economía, Rafael Delgado, que ayer visitaba la ciudad.


Delgado asegura que la Junta ha ofrecido las mejores condiciones, aunque justificó el retraso de éstos para comenzar el proyecto en lo arduo que ha de ser para una empresa familiar el tomar una decisión de estas dimensiones. "Esperemos que en el 2004 tenga visos de ser realidad", dijo Alejo Riñones.


En otro orden de cosas, el viceconsejero de Economía, Rafael Delgado, acompañado por la directora de Comercio, y el delegado territorial de la Junta, visitó ayer las obras del último tramo de la calle Mayor de la ciudad, financiadas por la dirección general de comercio y comprometió nuevas ayudas para el último tramo de esta zona.


Foto: Santiago Nieto