El eclipse anular del 3 de Octubre, será visible en Béjar

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Septiembre 29, 2005

El eclipse recorrerá de noroeste a sureste la península en una banda de 182 kilómetros de anchura media; en el interior de esa banda se localiza la localidad de Béjar desde donde podrá observarse este fenómeno astronómico que no volveremos a poder disfrutar hasta el 2016


3 MINUTOS Y 54 SEGUNDOS MÁGICOS


El eclipse comenzará a las 9:39 de la mañana -hora peninsular-, que es cuando el disco lunar tocará el limbo solar (empezando por arriba). Transcurrirá una hora hasta que a las 10:54 comience la fase de anularidad, que es cuando el sol queda completamente detrás de la luna y todo se queda a oscuras. Esto dura sólamente 3 minutos y 54 segundos, siendo a las 10:56 el momento de máxima ocultación. El disco lunar se verá ligeramente más pequeño que el del sol, por lo que se observará un pequeño hilo circular luminoso alrededor de la luna. El Sol quedará cubierto al 90%. A las 12:21 la luna se habrá alejado, y terminará el eclipse.


Los eclipses de sol son fenómenos que se producen cuando la Tierra, la Luna y el Sol quedan alineados de manera que la Luna proyecta su sombra sobre la superficie de la Tierra. Dependiendo de las distancias Tierra-Luna y Tierra-Sol, la sombra de la Luna puede llegar o no a tocar la superficie de la Tierra. Cuando se suman las circunstancias de una distancia Tierra-Luna grande y una distancia Tierra-Sol pequeña, el disco de la Luna no llega a ser suficientemente grande como para esconder todo el disco solar y se produce un eclipse anular. En este caso, durante la fase central del fenómeno, alrededor de la Luna queda un anillo luminoso, correspondiente a la superficie del Sol no escondida. Este es el fenómeno que podremos ver desde la Península Ibérica la mañana del 3 de octubre de 2005.


OBSERVACIÓN, PERO SOBRE TODO PRECAUCIÓN


La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior ha advertido de los efectos negativos de observar sin la protección adecuada el eclipse anular de sol que se producirá el próximo 3 de octubre.


Protección Civil recuerda que el sol no estará totalmente cubierto por la luna y que, de mirarse sin protección, puede ocasionar lesiones oculares transitorias y permanentes, incluida la pérdida de la vista.


Por ello, establece como recomendaciones no observar el sol directamente, ni con cámaras, prismáticos o telescopios, ni con filtros homologados para ello ni con gafas de sol. Para ver el fenómeno astronómico, aconsejan el uso de unos filtros homologados por la Unión Europea, llamados comúnmente "gafas de eclipse", y siguiendo sus instrucciones de uso.


Además, señala que el sol puede ser observado sin peligro viendo su imagen proyectada sobre algún tipo de pantalla situada en la sombra. Por ejemplo, Protección Civil propone observar el fenómeno por medio de un espejo plano cubierto de un papel con un agujero recortado de un centímetro de diámetro, mirando la imagen proyectada pero no el espejo.


Por último, las autoridades desaconsejan "totalmente" la utilización de aparatos o instrumentos ópticos, salvo por parte de profesionales o expertos en la observación solar con esos instrumentos.