Desacuerdo en la valoración del edificio cercano al teatro



Redacción i-bejar.com
Diciembre 17, 2004

En Béjar sigue sin establecerse un acuerdo entre los propietarios del inmueble ubicado enfrente del teatro Cervantes y el ayuntamiento. Los planes municipales son derribar este edificio para mejorar el aspecto y la funcionalidad de la plaza de Nicomedes Martín Mateos y los accesos al teatro.


El portavoz del gobierno municipal, Luis Francisco Martín, anunció que el ayuntamiento cuenta con la valoración del edificio, que ha sido realizada por una empresa privada, aunque en posteriores referencias a la misma serán los técnicos municipales los encargados de realizar dicha valoración. Martín asegura que el inmueble está valorado en 81.379 euros (13,5 millones de pesetas), frente a los 276.994 (46 millones de pesetas) que estiman los propietarios. Si no se alcanza un acuerdo, el ayuntamiento iniciará la vía ejecutiva, siendo el colegio de peritos o técnicos de la junta los que fijen un precio antes de la expropiación.



EXPROPIACION Por si se llega a este punto de desacuerdo, el consistorio ya ha iniciado la vía de la expropiación, ya que comenzó en junio los trabajos administrativos para hacerse con el inmueble. La Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León ya ha dado el visto bueno y ha emitido un informe favorable sobre el proyecto de creación de esta plaza de modificación puntual del plan especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico sobre el edificio de la calle Olleros, aunque también se redactó un anteproyecto para solicitar la valoración de Patrimonio.


Por otro lado, el ayuntamiento confirmó ayer haber ordenado la paralización de las obras del proyecto turístico Barro Colorao. Según el alcalde, el promotor no ha presentado la documentación requerida por el arquitecto municipal.


Un aspecto que ayer fue desmentido por el propio gestor del proyecto, quien asegura que la documentación requerida fue presentada el pasado día 7 en el consistorio.