Comprar Mascarillas Béjar

Denuncian vertidos en el basurero clausurado



Redacción i-bejar.com
Diciembre 13, 2004

Hasta el pasado mes de noviembre el vertedero clausurado de las Lachillas ha sido utilizado para verter residuos y como escombrera, según fuentes consultadas por EL ADELANTO. Este hecho fue expuesto a la Subdelegación del Gobierno por los propietarios afectados, que denunciaron los vertidos en el vaso clausurado, sobre el que pesan varias acciones judiciales de 1989 y 1990.


Este caso ha suscitado que las fuerzas del orden hayan iniciado diligencias que demuestran la utilización del vertedero clausurado por varias empresas constructoras de Béjar, que han asegurado actuar con una autorización verbal por parte del ayuntamiento bejarano.


El primer vaso de vertido es el que, a pesar de su saturación, sigue siendo utilizado, y en el que se acumulan residuos de todo tipo mezclados entre sí. Es el segundo vaso, que se ubica en la parte baja del recinto, junto las nuevas instalaciones de la perrera municipal y el cementerio de mascotas, se encuentra clausurado y a causa de él, el consistorio fue condenado en 1990 a indemnizar a un propietario de una tierra colindante por los daños y perjuicios ocasionados por verter en esta zona, así como por las filtraciones que entonces hubo y que se saldaron con la contaminación del agua y las tierras del entonces demandante.


La condena obligaba a no verter de nuevo en este lugar hasta que el ayuntamiento no realizase las necesarias obras de contención e impermeabilización para evitar futuros problemas. Informes recientes a los que ha tenido acceso este periódico ponen de manifiesto que no sólo han vertido con el consentimiento municipal varias empresas constructoras, sino que en el lugar han aparecido otro tipo de residuos. Según estos mismos informes, las instalaciones carecen de las medidas previstas en las bases de la normativa para la gestión de centros de tratamiento y carece de las preceptivas órdenes de funcionamiento. Por su parte, el alcalde de Béjar aseguró que el vaso del vertedero "sí está clausurado".


El alcalde afirma que se pueden echar escombros en los vasos


El alcalde de Béjar, Alejo Riñones, negó que en la zona se haya producido ningún tipo de vertido. El regidor municipal aseguró ayer que el vertedero está clausurado para echar en él residuos sólidos urbanos, pero no otro tipo de restos.



Preguntado específicamente por los escombros, Riñones aseguró que el vertido de escombros sí está permitido, puesto que la clausura no afecta ese tipo de residuos. En la actualidad, los terrenos correspondientes al vaso clausurado han sido allanados, proporcionando una explanada a la que el ayuntamiento está pensando en dar alguna utilidad práctica.