Continúa la polémica por el camino de Peña de la Cruz

Redacción i-bejar.com
Junio 05, 2003 - 02:00

Ayuntamiento y el Patronato González Clemente, propietario este último del paraje de El Coto o Peña de la Cruz, parecen estar abocados a no entenderse a tenor del cruce de afirmaciones, tras la polémica suscitada por la actuación municipal en el camino, sin el consentimiento de la propiedad y que ayer publicaba EL ADELANTO.


Los patronos (miembros del González Clemente) aseguran que el alcalde sí fue llamado a la reunión en la que se decidía emitir una protesta pública por la actuación del Ayuntamiento. Algunos de los miembros aseguran haber comunicado a Riñones la celebración de la misma, algo sobre lo que ayer el alcalde insistía en su desconocimiento. Desde González Clemente se asegura que al alcalde "no le interesó ir a la reunión porque no quería aguantar el chaparrón", en referencia a la protesta por la actuación unilateral.


En la reunión, convocada por la mayoría de sus patronos, se calificó como irregular de decisión del alcalde. El patronato declara públicamente el carácter privado de la finca, pero quiere dejar constancia de que nunca ha puesto ningún impedimento para "la utilización y beneficio del pueblo de Béjar".


Los patronos afirman que las actuaciones, a pesar de haberse planteado con la mejor intención para todos, "han causado destrozos importantes en la reforestación de la finca".


Por su parte, el alcalde explica, como presidente del patronato, que es el único que tiene potestad para convocar las reuniones del mismo y que su única intención era la de arreglar el camino, para lo que no creyó necesario consultar a la institución.


Riñones dijo que había que aprovechar la presencia de las máquinas de la Diputación. Como alcalde, Riñones manifestó, visiblemente molesto por la denuncia pública, que el Ayuntamiento no volverá a arreglar el camino de La Peña de La Cruz.


Foto: Nieto