Caldera devuelve el miliario de la Vía de la Plata a Salamanca

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Febrero 01, 2006

Después de más de un año de gestiones administrativas para conseguir su restitución a su lugar de origen el miliario será devuelto a la provincia de Salamanca. Se trata de un hito romano que marca la milla 142 de la calzada romana a su paso por la provincia de Salamanca, siendo una de las piezas más valiosas conservadas de la calzada romana original.


El Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, apoyado en su iniciativa por los Ministerios de Cultura, Fomento, Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León, restituirá a su lugar de origen el miliario romano que se encontraba instalado en el patio exterior del recinto de Nuevos Ministerios, en Madrid. El acto se desarrollará el próximo sábado y consistirá en la reposición de la pieza en su lugar de origen, el cruce de la calzada romana con el río Sangusín (límite de los términos municipales de Valdefuentes de Sangusín y Peromingo), en Salamanca.


Esta fue trasladada en 1962 con motivo de la Exposición Histórico-Cultural de la Carretera, organizada por y durante la dictadura del general Franco. Una vez concluida dicha muestra, la pieza no fue devuelta a su lugar de origen y se instaló en el Patio de Operaciones del complejo de Nuevos Ministerios, aunque no se adscribió a ninguno de los departamentos que ocupaban el recinto.


Hace tiempo que distintos estudiosos salmantinos y la Asociación El Hombre y el Medio venían reclamando que el miliario fuera devuelto a su ubicación original pero no habían conseguido los apoyos para resolver las trabas administrativas y vencer la dejadez que mantenían la pieza en el jardín madrileño.


Este miliario, además del valor sentimental, tiene un plus añadido al tratarse de una de las piezas más valiosas conservadas de la calzada romana original, ya que cuenta con una abundante epigrafía grabada en la piedra original.


Jesús Caldera tomó el testigo de esta reclamación a su llegada al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, realizando la gestiones oportunas ante la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales así como con los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, ya que comparten el patio del complejo de Nuevos Ministerios donde permanece instalado el miliario. Desde entonces se han ido resolviendo todos los trámites legales que van a permitir la devolución de la pieza arqueológica con todas las garantías tanto técnicas y de conservación como administrativas.


Con esta actuación, el Gobierno contribuye al proyecto de recuperación y revalorización de la Vía de la Plata, impulsado en los últimos años por diversas comunidades autónomas, ayuntamientos y entidades particulares.


La Ruta de la Plata (Bien de Interés Cultural y, concretamente, el tramo salmantino, es desde el año 1931 Monumento Nacional) fue en sus inicios la gran calzada romana que unía las poblaciones de Emerita Augusta (Mérida) y Asturica (Astorga), conocida como la Iter ab Emérita Asturicam, que constituyó la auténtica columna vertebral del oeste español hace dos milenios y que tenía sus prolongaciones naturales a las ciudades de Gijón, por el norte y Sevilla, por el sur. Cada milla de esta vía romana era señalizada por unos mojones cilíndricos, los miliarios, que además de informar sobre el emperador que había realizado la obra, indicaban la distancia en millas romanas a la ciudad de origen de la ruta.