Barro Colorao desarrollará un nuevo centro de turismo rural

Redacción i-bejar.com
Junio 07, 2004

La entidad Barro Colorao, SL será la encargada de promover un importante proyecto turístico en la ciudad. De este modo, construirá un centro de turismo rural en Béjar. El plan se ubicará en terreno rústico, en el paraje conocido como Barro Colorao, en el margen izquierdo de la carretera a Fuentebuena.


Según su promotor, Enrique Romero Pamo, el proyecto ha sido calificado como "innovador" por la propia Consejería de Turismo de la Junta. Contempla la construcción de 10 alojamientos en casas individuales de una sola planta, edificadas de forma tradicional, combinando piedra, ladrillo viejo, madera y teja vieja. Cada una de ellas tendrá una superficie útil de 58 metros cuadrados y ésta parte del proyecto turístico se situará a lo largo de la zona oeste de la finca, alejado de la carretera.


Una de las principales novedades de la construcción de estos alojamientos será la supresión de barreras arquitectónicas que, según Romero, "están diseñadas para poder ser utilizadas por personas con algún tipo de discapacidad", en referencia a las actuaciones como un sólo nivel, puertas extra-anchas o cuartos de baño de diseño especial.


Otro de los apartados del proyecto prevé la construcción de un restaurante con dos salones. Dispondrá de una zona ajardinada para el buen tiempo de 3.000 metros cuadrados. El terreno sobre el que se asentará el proyecto contará con 50.000 metros cuadrados de zona de uso común. También contempla la construcción de establos y picadero de caballos, juegos infantiles, piscinas y pista de deportes multiusos.


La iniciativa se ha concebido tratando de ser respetuosos con el medioambiente y prevé una amplia reforestación de terrenos que han sido utilizado para pastos de explotación vacuna, con especies autóctonas: fresnos, álamos, y robles. El mencionado plan fue sometido a evaluación por el ayuntamiento, que el pasado 15 de abril, según el promotor, aprobó su tramitación. El proyecto se encuentra ahora en la Comisión Provincial de Urbanismo para su aprobación. Romero Pamo expresó su deseo de obtener una respuesta favorable y su intención de iniciar los trabajos "el mismo día que el ayuntamiento otorgue la licencia" para terminar los trabajos en el verano del 2005.