La apertura de La Covatilla, en peligro por la falta de nieve



Redacción i-bejar.com
Diciembre 16, 2004

La estación de esquí bejarana La Covatilla abrirá sus puertas para el uso turístico, con toda probabilidad, entre finales de semana e inicios de la próxima, según afirman desde Gecobesa sociedad gestora de las instalaciones de invierno.


En cuanto a las previsiones de apertura para la práctica deportiva, éstas dependerán de las precipitaciones previstas para los días 23 y 24, ya que suponen que habrá un cambio sustancial en las condiciones meteorológicas que posibilitará el esquí en la estación para estas navidades, como ya informó EL ADELANTO hace unos días. Aunque está previsto que se acerque a la zona un anticiclón el día 25, con lo que la apertura puede retrasarse de nuevo.


Además, la utilización del sistema de nieve artificial a través de los cañones también ha sido desechada por Gecobesa, que ya lo intentó en el pasado puente, puesto que requiere de bajas temperaturas y condiciones meteorológicas idóneas para que el sistema funcione.



ARTIFICIAL A la instalación del mecanismo que produce nieve artificial en baja presión, que dará servicio a la zona baja de la estación, con una cota de 2.000 metros, se ha sumado a la creación de una red de drenajes de escorrentías superficiales que permitirá asegurar la nieve en aquellos puntos en donde antes escaseaba o poseía una calidad inferior.


Por otra parte, el acceso turístico a las instalaciones podrá producirse "siempre y cuando las dependencias puedan ofrecer una buena calidad", tal y como destaca el director general de la estación de esquí, Angel González Pieras. En cuanto al estado actual de las instalaciones, en la pista principal, también denominada La Covatilla, se encuentra con zonas sin nieve y otras con muy poco espesor y sin compactar. Según González Pieras, "no se pueden abrir las pistas con 0,7 kilómetros esquiables, como se hizo en la temporada pasada, ya que queremos ofrecer una imagen de calidad óptima", manifiesta el director de la estación de esquí.


Por otro lado, Gecobesa pondrá en marcha una serie de recomendaciones para que la afluencia de visitantes no dañe la nieve existente en las pistas y puede que recurran a la vigilancia privada con la contratación de dos guardias de seguridad.


También existe el compromiso de que las instalaciones cuenten con dos efectivos de la Guardia Civil en los días de mayor afluencia de visitantes.