Ampusabe ALERTA de la catástrofe en los campos de refugiados

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Febrero 14, 2006

Lluvias torrenciales afectan a más de la mitad de las viviendas de los refugiados sahrauis en el desierto


Las intensas lluvias que han causado la catástrofe se produjeron durante los días 9, 10 y 11 de Febrero de 2006. El día 12 de febrero, autoridades saharauis informaron de las terribles consecuencias de las lluvias. En la jornada de ayer aun muchas familias tuvieron que dormir fuera de sus casas por el temor a los derrumbes continuos de las casas de adobe afectadas.


Las wilayas afectadas son las de Aaiun, Ausserd, Smara y 27 de Febrero. Lo que significaría que la población afectada alcanza a las 158.000 personas, aproximadamente. Los daños no sólo han afectado a mas 50% de las viviendas, también los mercados, dispensarios, hospitales y colegios han sido afectados.


Debido a las lluvias se han producido multitud de “ouedes” o ríos torrenciales que recolectan las aguas de la Hamada e inundan los Campamentos. El agua también ha acabado con las despensas de alimentos de las familias, y algunos almacenes de víveres de emergencia. La ayuda humanitaria en términos de alimentos, era ya deficiente antes del desastre y  la catástrofe amplia todavía más el estado de emergencia.


La situación de hospitales, dispensarios, escuelas, guarderías  afectan de forma directa  a todos los programas desarrollados en Sanidad y en Educación sobre el terreno, entre los que se encuentran los programas de ayuda que la asociación bejarana de ayuda al pueblo saharaui, Ampusabe,  mantiene en los campamentos de refugiados.


Los riesgos de epidemias son altos a consecuencia de los charcos de agua sucia y residuos orgánicos que se han formado alrededor de las jaimas en las distintas Wilayas. Las fuerzas armadas del ejercito Argelino han facilitado a las Autoridades locales de los Campamentos de Refugiados saharauis ambulancias, depósitos de agua potable, medicinas, cuatro hospitales de campaña  y alimentos.


ACNUR ha convocado una reunión con el resto de las organizaciones internacionales presentes en el terreno ( AECI, ACNUR, PAM Y ECHO) y se  ha formado un gabinete de crisis para realizar un seguimiento de la situación.


Durante esta reunión ACNUR informa al resto de los miembros de las Agencias Internacionales del diagnóstico de la situación que ha realizado y el listado de necesidades detectadas.


Ampusabe, la asociación bejarana, está actuando de forma coordinada con otros colectivos de ayuda  y se han puesto a la  entera disposición de las autoridades locales ofreciéndoles todos los recursos de los que disponen.


Prioridades.


Según datos ofrecidos por la Media Luna Roja Saharaui y ACNUR ( a través de la Agencia de Cooperación española) las necesidades inmediatas y urgentes son: 17.000 Jaimas, Medicamentos y Alimentos