El alcalde cambia su valoración del accidente de Palomares



Redacción i-bejar.com
Marzo 12, 2004

El alcalde reiteró la culpabilidad a la empresa, ajena al Consistorio, de lo sucedido en el accidente de Palomares. Según Riñones, que el pasado miércoles culpaba al empleado por no adoptar las medidas de seguridad, es ahora la empresa la que ha incumplido la legislación por no haber solicitado, como es preceptivo, los permisos municipales para realizar los trabajos.


El alcalde asegura que a la infracción cometida le corresponderían entre 6 y 12 meses de prisión. La empresa, según el edil, debería haber señalizado las obras: "Yo he trabajado en Telefónica y debería haber habido un operario sujetando la escalera y procurando que nada la tocase", aseguró. El alcalde dijo que el ayuntamiento podría sancionar a la empresa.


Riñones criticó la utilización política del accidente en las inmediaciones del matadero del barrio de Palomares y acusó al PSOE de no haber trasladado antes el matadero. Realizó referencias a una modificación urbana de hace 11 años, que contemplaba el cambio y que, según el edil, fue revocada por el PSOE. "Tienen mucha cara por criticar quienes pudieron evitarlo en su día. Lo mejor que pueden hacer es callarse", dijo el alcalde.


Alejo Riñones aseguró que el ayuntamiento ya tiene adquiridos los terrenos en los que se ubicará el matadero en su traslado. Dijo que se encuentran en las inmediaciones de la depuradora y que ya está adjudicada la redacción del proyecto para la recalificación.


Según el alcalde, el nuevo matadero, para el que será necesaria una inversión superior a los 10,96 millones de euros (1.800 millones de pesetas), crearía 200 empleos, además de contar con una vía específica de acceso, ajena al casco urbano. Riñones aseguró que ha habido reuniones con la Consejería de Agricultura, que se comprometería a financiar el 30% del coste del traslado del matadero. "Tenemos que seguir buscando el dinero", indicó Riñones, que en un principio no quiso hablar de fechas, pero que apuntó el 2005 como año en el que se iniciarían las obras y el 2007 en el que entraría a funcionar. Riñones valoró el proyecto como cuna y semilla para esta industria chacinera.