El alcalde asegura que la tasa por la depuración no será rentable

Redacción i-bejar.com
Mayo 22, 2004 - 02:00

El alcalde, Alejo Riñones, reiteró su postura respecto al cobro del nuevo impuesto municipal por depuración. Riñones se mostró muy molesto con lo publicado y aseguró que "no es verdad que la nueva tasa vaya a recaudar 432.000 euros (72 millones de pesetas). No sólo no recaudará la cantidad mencionada, sino que ésta será superior --según una nota difundida el pasado día 18 por el propio ayuntamiento, se asegura que "en el mejor de los casos los ingresos previstos ascenderán a 546.570,72 euros (90 millones de pesetas)--". De la misma manera, el alcalde aseguró que "no es cierto que yo haya dicho que depurar las aguas nos cueste 240.000 euros (40 millones de pesetas)". Sin embargo, había manifestado que el coste sería de unos 240.000 euros (40 millones de pesetas). De hecho, en los presupuestos ya se consignó esta cantidad, porque según el edil, en el pleno de presupuestos del 2003 manifestó que "creían suficiente" la cantidad para el mantenimiento de la estación depuradora. Riñones indicó que ninguna comunidad de vecinos tendrá que pagar más de 600 euros (100.000 pesetas) y que el coste para una familia puede ser sólo de 6 euros (1.000 pesetas).