Advierten de la pésima situación de las urgencias

Redacción i-bejar.com
Junio 04, 2003 - 02:00

El sindicato médico CESM Salamanca, a través de su presidente, Jesús Arcaya, y de su secretario, Julio Guerrero, y tras haber visitado Béjar, quiere denunciar que "existe un serio problema para la atención adecuada y el traslado urgente de enfermos desde la ciudad a Salamanca que debe ser corregido de inmediato para evitar un riesgo innecesario para su población", explican en un comunicado.


En la actualidad, las urgencias que se producen fuera del hospital por la mañana, de 8 a 15 horas, son atendidas por los médicos de atención primaria del centro de salud que, además, tienen que atender la consulta diaria y hacer los avisos domiciliarios, lo que supone una desestabilización importante de su actividad programada. A ello se añade que la ambulancia del 112 no está en el centro de salud, sino al otro lado de la ciudad, en el hospital Virgen del Castañar.



EL PROBLEMA


Pero el problema fundamental radica en el transporte sanitario urgente en ambulancia desde Béjar a Salamanca. Por la tarde y noche, de lunes a viernes, y en sábados, domingos y festivos, durante todo el día, la atención urgente recae en el servicio de Urgencias del hospital, donde hay tres médicos de atención primaria y uno de urgencias. Este último atiende las urgencias internas del hospital y supervisa las atendidas por los otros tres médicos. "Si fuera necesario trasladar a un paciente grave a Salamanca, tendría que ir el médico de urgencias hospitalarias, puesto que es un traslado de hospital a hospital, y éticamente no puede negarse, pero con la consiguiente desasistencia de sus cometidos durante el tiempo que esté fuera", explica el comunicado.


"Creemos que esta situación puede provocar problemas de asistencia urgente a la población, máxime tratándose de una ciudad que en verano tiene una gran población flotante y en invierno, con La Covatilla, la afluencia turística ha aumentado considerablemente, por lo que puede haber lesiones graves, bien por ese deporte o por la siniestralidad en el tráfico que precise traslado urgente a Salamanca", explican Arcaya y Guerrero.


El sindicato exige al Sacyl una solución "antes de que se produzcan consecuencias irreparables", para lo que propone "la dotación a Béjar de una Unidad Móvil medicalizada que, a través del 112, pudiera encargarse de todas las emergencias que se produjeran y de los traslados a Salamanca".