Los accidentes en el casco urbano se incrementan un 10%

Redacción i-bejar.com
Enero 30, 2004

El número de accidentes registrado en el casco urbano de Béjar en el periodo transcurrido entre el 1 de enero y 31 de diciembre del 2003 se incrementó cerca de un 10% respecto al mismo tiempo del año anterior.


Así lo desvela el informe anual hecho público por la jefatura de la comisaría de la Policía Local, encargada de atender los siniestros que se producen en el casco urbano. En el informe también se recogen cuáles fueron los periodos más conflictivos en el tráfico, atendiendo al número de siniestros. Los meses que presentaron mayor siniestrabilidad fueron los de junio y septiembre, siendo noviembre el periodo que menos accidentes se registraron, en el que la Policía únicamente contabilizó dos percances automovilísticos.


Estas cifras no corresponden a una tendencia habitual si se toma como referencia los mismos períodos de años anteriores en los que el tráfico se comportó de forma desigual. Unicamente enero fue, durante el último lustro, el mes en el que menos accidentes se registrados.


Por razones obvias, relacionadas con la velocidad que se alcanza en el casco urbano, la mayoría de los accidentes acaecidos fueron de carácter leve, habiendo que lamentar dos fallecidos, en los meses de febrero y octubre, respectivamente.



FINES DE SEMANA Al contrario de lo que pueda llegar a parecer, no fue durante los fines de semana, donde es bastante mayor el tráfico de vehículos en la zona de la movida nocturna bejarana, cuando hubo un mayor número de siniestros, presentándose una mayor incidencia los jueves y los viernes y siendo el martes el día de la semana en el que se registra menor siniestrabilidad.


El completo informe, hecho público por la Policía Local, también hace balance de los periodos horarios en los que se registraron los accidentes, resultando la franja entre las 19 y las 20 horas la más conflictiva y, también de forma paradójica, no hubo apenas acontecimientos importantes en el tráfico en horario de madrugada.


Por otra parte, las calles más conflictivas fueron: Recreo Zúñiga Rodríguez y la antigua carretera de Salamanca, seguidas por el paseo de la Estación, Obispo Zarranz y Ronda de Viriato.



CALLES SEGURAS Por contra, las calles más seguras, ateniéndonos a las cifras ofrecidas por la Policía, que cuantifican los accidentes también geográficamente, son Sierra de Francia y la avenida del Ejército.


El tipo de accidente más frecuente, de lo que se denota un escaso respeto por las señales de tráfico en el casco urbano, fueron los alcances frontolaterales entre turismos, aunque también son bastante significativos los datos correspondientes a las salidas de la vía pública y a los atropellos de peatones.


Foto: Santiago Nieto