La Policía Local amenaza con llevar al consistorio al juzgado



Redacción i-bejar.com
Noviembre 05, 2004

La plantilla de la Policía Local al completo se querellará con el Ayuntamiento de Béjar para tratar de ajustar la reglamentación legal regional, que regula el funcionamiento de este servicio y por medio del cual, los funcionarios, que pertenecían al grupo D, deberían haber pasado a formar parte del C, algo que en Béjar aún no ha sido aplicado.


La Policía Local, tal y como informaron desde la junta de personal del ayuntamiento y del colectivo de policías locales, ante la desidia municipal, presionó hasta que el pasado mes de junio el ayuntamiento aprobara la reclasificación del grupo de funcionariado a toda la plantilla de policías locales, en el transcurso de un pleno ordinario.



CAMBIO Sin embargo, desde que en junio --con un año de retraso sobre la entrada en vigor de la ley-- fuese aprobada en el pleno ordinario, aún no ha entrado en vigor el cambio de grupo y los funcionarios de policía continúan con su pertenencia al grupo C. Según los representantes de la junta de personal y el colectivo de la policía, no existen conversaciones con el equipo de gobierno, de quien dicen estar "cerrado en banda" y sin posibilidades de negociación, razones por las que en un plazo de dos meses podría llegarse al contencioso administrativo con el consistorio si no se alcanza un acuerdo, algo que parece difícil, puesto que, a día de hoy, no existen las conversaciones necesarias con el equipo de gobierno para obtener un acuerdo.


La ley, que entró en vigor el pasado 4 de mayo del 2003, dice que "todos los policías han de ser cambiados al grupo C", lo que llevaría implícito un aumento de sueldo y de los complementos específicos de la profesión desempeñada por estos funcionarios. Sin embargo, existe una disposición transitoria de la norma que indica que el cambio de grupo no lleva implícito el aumento salarial, disposición por la que recurre el equipo de gobierno de Alejo Riñones.


Los representantes de la junta de personal y policía también diferencian entre equipo de gobierno y ayuntamiento. Aseguran que la oposición sí entiende su postura y les apoya. Desde el colectivo de trabajadores municipales aseguran que ellos fueron los que forzaron el pleno en el que fue aprobado el cambio y que, desde entonces, sus nóminas no han sufrido cambio y siguen perteneciendo al grupo D, razón por la que han interpuesto un recurso de reposición contra la decisión plenaria sobre el que no han obtenido respuesta.


La medida es apoyada por la totalidad de la plantilla y están dispuestos a llegar al contencioso si no obtienen una respuesta satisfactoria por parte del equipo de gobierno.