Festividad del Corpus Christi

La procesión del corpus christi es la mas solemne de todas las procesiones que se celebran en Béjar, junto con la de la virgen del Castañar. Esta procesión se celebra el domingo despues de la celebración del jueves de corpus y en ella se recuerdan dos tradiciones muy importantes:

La primera de ellas es la leyenda de "los hombres de musgo" que data de mediados del siglo XII y ha sido transmitida de padres a hijos hasta nuestros días la cual cuenta que estando Béjar bajo el poder musulmán y en tiempos de Alfonso VII de Castilla, durante la reconquista, Béjar volvió a manos de lo cristianos. Se dice que estos se reunieron en lo que actualmente se llama "finca de la centena" donde recubrieron sus ropas y armas con musgo, y así pudieron bajar hasta Béjar, en la oscuridad de la noche, sin ser vistos por los musulmanes. Al venir el día los centinelas abrieron la puertas de las murallas por donde entraron los cristianos. Los moros creyeron que eran alimañas o monstruos salieron corriendo, al darse cuenta que no lo eran, gritaron ¡traición, traición!.
Desde ese día la puerta por la cual se introdujeron los cristianos y reconquistaron Béjar se le dio el nombre de "Puerta de la traición" .

Según la tradición esto sucedió el 17 de Junio , que coincide con Santa Marina, en honor de la cual se construyó una ermita en la finca de "La Centena". Los cristianos se apoderaron de la ciudad expulsando a los musulmanes, desde entonces el pueblo de Béjar recordó la hazaña año tras año hasta que en el siglo XIV se fundió esta celebración con la del Corpus Christi, en cuya procesión podemos ver cada año desfilar a los hombres de musgo.

La otra tradición de esta fiesta es la de recubrir la calles con tomillo haciendo una autentica alfombra por donde pasa la procesión,quedando todo este tomillo bendecido al paso del santísimo, posteriormente las gentes lo recogían por la creencia de que este auyentaba los rayos de las tormentas.

Actualmente esta fiesta ha sido declarada como fiesta de interés cultural. En la procesión podremos ver sobre la alfombra de tomillo a la reliquia del santísimo acompañada de todos los niños que han tomado la comunión en la ciudad, una representación de las banderas o insignias de las distintas cofradías, junto con la comitiva municipal desfilan los alguaciles, los hombres de musgo y la banda municipal.
En la llegada a la plaza mayor los distintos abanderados de cada una de las cofradías hacen bailar sus banderas ante el santísimo y ante todo el pueblo de Béjar.