El PCE-Salamanca critica que el gasto cultural consista en espectáculos y no en infraestructuras para barrios que permitan la participación de creadores locales

Redacción i-bejar.com
Junio 08, 2008

En un comunicado de prensa, el Partido Comunista de Salamanca ha puesto de manifiesto el contraste entre la enorme financiación de actividades como el Festival de las Artes y las Letras de Castilla y León y la situación de desamparo que sufren los barrios

La Voz de Salamanca (Roberto Cilleros) / En un comunicado de prensa, el Partido Comunista de Salamanca ha puesto de manifiesto el contraste entre la enorme financiación de actividades como el Festival de las Artes y las Letras de Castilla y León y la situación de desamparo que sufren los barrios de Salamanca durante el resto del año. Como alternativa, el PCE-Salamanca ha presentado siete propuestas para "una política cultural al servicio de los salmantinos" que incluyen la creación de un Centro Municipal de Cultura ubicado en el teatro Bretón, escuelas municipales de Danza y teatro, convenios municipales con la Universidad y los Conservatorios musicales, y la creación por parte del Ayuntamiento de una editorial y una promotora cultural dirigida a los jóvenes artistas de Salamanca.

Para el PCE-Salamanca, este contraste muestra que la política cultural del Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León es desacertada porque concentra el presupuesto en eventos espectaculares y no en la promoción de la cultura en los barrios, y además sin contar con muchas de las personas que sin medios ni apoyo público luchan diariamente por impulsar actividad cultural en Salamanca.

En su comunicado, el Grupo de Trabajo de Política Municipal del PCE-Salamanca ha recordado que "en nuestra ciudad existen más de un centenar de conjuntos musicales de diversos estilos, y otro tanto de creadores artísticos y literarios, así como decenas de grupos de teatro, que apenas tienen medios para difundir su obra entre sus vecinos. Es más, apenas una docena de ellos han tenido un espacio en el mencionado Festival. Frente a esto, se emplea el presupuesto cultural en grandes actuaciones de elevado caché." Frente a esta situación, el PCE-Salamanca ha manifestado su apuesta por "un modelo cultural que no se base en la pasividad del espectador, sino en la participación y creación de los y las salmantinas".

Asímismo, los comunistas han citado que "con el 10% del caché de cualquiera de los grupos que actúan estos días en la Plaza Mayor bastaría para organizar actividades culturales simultáneamente en todos los barrios de Salamanca durante todos los días del año, abriendo así un espacio para la promoción de músicos, escritores y artistas de nuestra ciudad o que viven en ella, entre los vecinos de Salamanca".

En el comunicado, el Partido Comunista de Salamanca ha aclarado que no pretende realizar "una crítica al contenido del Festival de las Artes de Castilla y León, ni a los criterios de selección de las actuaciones que han empleado los organizadores", instancias que a juicio de los comunistas no competen a un Partido político. Es más, el PCE valora positivamente en su declaración el hecho de que "la selección de artistas no se haya hecho en base a criterios mercantilistas".

Por el contrario, la crítica del PCE-Salamanca se dirige únicamente a la política cultural de la Junta y el Ayuntamiento, entendida como grandes fastos de carácter anual, "aplicada en una ciudad con sólo dos bibliotecas de barrio, ningún local de ensayo acondicionado para grupos y una filmoteca regional que apenas puede proyectar más de un ciclo al año por el ahogamiento a que es sometida por la Junta", según ha recordado el PCE.

UNA POLÍTICA CULTURAL AL SERVICIO DE UN MODELO ECONÓMICO QUE GENERA EMPLEO PRECARIO

Por otro lado, en opinión del Partido Comunista de Salamanca, el hecho de que este Festival se produzca al inicio de las vacaciones estivales, fechas en que se intensifica el turismo y comienzan a llegar estudiantes extranjeros para aprender español, indica que "el interés de Junta y Ayuntamiento en dicho Festival responde más a un interés económico de atracción al turista y al estudiante de fuera para provecho del sector hostelero del centro de Salamanca, que a fomentar la cultura entre los propios salmantinos".

El Grupo de Trabajo de Política Municipal del PCE-Salamanca ha recordado que este fenómeno se ha producido en distintas ocasiones en Salamanca, citando eventos como las Edades del Hombre 1994, Salamanca Capital Cultural 2002 o el aniversario de la Plaza Mayor en 2005. De acuerdo al PCE, dicho eventos culturales, en cuanto finalizaron, destruyeron el empleo que habían creado, recuperándose la tasa de paro que parecía desaparecer.

Desde el PCE-Salamanca han mostrado su convencimiento de que la economía salmantina "tiene que dirigirse hacia una fuerte inversión en crecimiento industrial para la comarca que termine con este modelo de dependencia respecto a la hostelería y la construcción que estamos viviendo".

De no realizarse este cambio en la política económica salmantina, los comunistas consideran que Salamanca seguirá viviendo una política cultural entendida como medio para atraer turistas, lo que "sólo apuntala nuestra dependencia de la hostelería, y a su vez condena a los jóvenes salmantinos a la precariedad laboral".

LA ALTERNATIVA: SIETE PROPUESTAS PARA UNA POLÍTICA CULTURAL AL SERVICIO DE LOS SALMANTINOS

El Grupo de Trabajo de Política Municipal ha presentado siete propuestas que en su opinión permitirían un uso racional de los presupuestos culturales:

a) La planificación de programas culturales y de ocio a lo largo de todo el año, para todos los vecinos, y dando un espacio para la promoción de los creadores locales, quienes deben participar en el diseño de dicha planificación.

b) Una política cultural dirigida a los salmantinos, localizada en centros culturales de titularidad municipal, gestionados por los vecinos y que cree puestos de trabajo estables alrededor de la misma.

c) Creación por parte del Ayuntamiento de una editorial y promotora cultural dirigida a potenciar la cultura entre la gente joven, en los barrios, sacando libros, teatro, cine, etc.

d) Implicación de la Universidad de Salamanca en la promoción cultural salmantina, sacándola de Fonseca y el centro para que llegue a los barrios y la provincia, a través de un convenio entre el ayuntamiento y el servicio de Actividades Culturales de la USAL en torno a una infraestructura cultural permanente.

e) Implicación de los dos Conservatorios musicales en la difusión de conciertos y muestras musicales en los barrios y provincia a través de un convenio entre el Ayuntamiento y dichas instituciones.

f) Creación de infraestructuras estables en todos los barrios: bibliotecas, fonotecas, locales de ensayo para grupos de música y teatro…

g) Creación de una Escuela Municipal de Danza y otra de Teatro, integradas en un Centro Municipal de Cultura, que podría ubicarse en espacios idóneos que tiene nuestra ciudad, como el Teatro Bretón.

Temas: