El PCE denuncia que la política de ayudas a la familia de la Junta propicia la exclusión de las mujeres del trabajo remunerado



Redacción i-bejar.com
Junio 03, 2008

La actual regulación de los incentivos que establece la Junta de Castilla y León para que los padres y madres se acojan a la excedencia laboral por cuidado de hijos, está fomentando el reparto sexista e injusto del cuidado de los menores, ha afirmado el P

La Voz de Salamanca (Roberto Cilleros) / La actual regulación de los incentivos que establece la Junta de Castilla y León para que los padres y madres se acojan a la excedencia laboral por cuidado de hijos, está fomentando el reparto sexista e injusto del cuidado de los menores, ha afirmado el PCE-Salamanca esta mañana. En la actualidad dichos incentivos consisten en una ayuda de 6.989 euros anuales para las personas que se acojan a una excedencia por cuidado de hijo o hija, de una duración mínima de un año, y solo para las unidades familiares con ingresos económicos muy por debajo de la media de la comunidad.

En la valoración que ha realizado el Grupo de Trabajo de Feminismo del PCE-Salamanca, el resultado real de estas ayudas es que son las mujeres en un altísimo porcentaje las que se acogen a las mismas. Así en el año 2007, del total de trabajadores que se acogieron a estas medidas solo un 10% eran hombres y por lo tanto lo que está provocando en la práctica dichas medidas, es la salida de las mujeres del mercado de trabajo, principalmente porque son las mujeres las que más padecen los puestos de trabajo peor remunerados a través de sufrir contratos a tiempo parcial, de duración determinada y en categorías profesionales mas básicas, lo cual hace que la pérdida de estos ingresos en la unidad familiar como consecuencia de acogerse a las excedencias, se compense con las ayudas institucionales, lo cual no ocurre si el que se coge la excedencia es el hombre, que en la mayoría de los casos tiene un salario superior, el cual no sería compensado con la ayuda por excedencia establecida por la Junta de Castilla y León.

Desde el Partido Comunista de Salamanca (PCE), se han propuesto seis medidas de reforma para revertir estos resultados, con el objetivo de que se equipare el número de trabajadores y trabajadoras que se acogen a las mismas. Dichas medidas consistirían en:

1.- Incentivos a la excedencia por cuidado de hijos que no dependa de los ingresos familiares y por ello universalización de las ayudas al hecho de acogerse a la excedencia por cuidado de hijos.

2.- Aumento de la dotación económica de dichos incentivos, siendo los mismos proporcionales a la perdida de ingresos de la unidad familiar como consecuencia de acogerse a la excedencia y con un tope máximo equivalente a la media salarial de la región.

3.- Posibilidad de que se pueda acceder a las ayudas por excedencias inferiores a un año.

4.- Preferencia de acceso a las guarderías públicas en caso de que sea el trabajador el que accede a la situación de excedencia por cuidado de hijos.

5.- Aumento sustancial del número de guarderías públicas.

6.- Pérdidas de subvenciones e incentivos públicos a las empresas condenadas judicialmente por despedir o no renovar a trabajadoras que se acogen o tienen previsto acogerse a excedencia por cuidado de hijos.

Desde el Partido Comunista de Salamanca (PCE) se han mostrado convencidos de que "estas seis medidas harían posible aumentar el número de hombres que se acogen a las excedencias por cuidado de hijos y por lo tanto facilitarían que las mujeres trabajadoras se mantuviesen en sus puestos de trabajo tras ser madres, lo que haría a su vez posible un reparto mas equitativo de las tareas del hogar entre hombres y mujeres".

En su comunicado, el Grupo de Feminismo del PCE termina recalcando que "la actual política de la Junta de Castilla y León está colaborando con la actual discriminación de las mujeres al, por vía indirecta, incentivar que sean éstas las que se acojan a las excedencias por tener unos ingresos inferiores a los hombres y por lo tanto la Junta está favoreciendo la salida de las mujeres del mercado de trabajo", lo cual desde el Partido Comunista de Salamanca (PCE) han condenado, a la vez que apuestan por un "cambio radical de estas políticas dirigida a equiparar el número de hombres y mujeres que se acogen a las excedencias laborales".

Temas: