Comprar Mascarillas Béjar

La Junta acerca la arquitectura del Císter a través de las nuevas tecnologías en el Museo de Salamanca



Redacción i-bejar.com
Noviembre 19, 2010

La exposición "Císter 2.0" responde al interés por mostrar al público una idea general de la orden religiosa del Císter y de su arquitectura

Redacción I-Bejar.com / El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Agustín de Vega, ha presentado esta mañana la exposición "Císter 2.0", que podrá verse en el Museo de Salamanca (C/ Serranos), desde hoy al 19 de diciembre de martes a sábado de 10 a 14h y de 16 a 21 h y los domingo y festivos de 10 a 14 horas.

La Junta de Castilla y León ha llevado a cabo varias actuaciones en relación con la arquitectura del Cister, enmarcadas dentro del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España Portugal (POCTEP) 2007- 2013, cofinanciadas por la Junta de Castilla y León y por los presupuestos del Fondo Europeo del Fondo Regional (FEDER). Estas actuaciones realizadas relacionadas con la arquitectura de esta orden son estudios técnicos y de investigación, publicaciones y elementos divulgativos, y se centran en las provincias del oeste de Castilla y León incluidas en el POCTEP (León, Salamanca, Valladolid y Zamora), aunque en la medida necesaria, se da una información general de toda la comunidad, a modo de introducción y para poder situar esta arquitectura en su conjunto.

La exposición "Císter 2.0" responde al interés por mostrar al público una idea general de la orden religiosa del Císter y de su arquitectura. Se centra en monasterios del oeste de Castilla y León con especial detenimiento en el de Santa María de Moreruela, en Zamora.

La Junta de Castilla y León pretende con esta muestra difundir el patrimonio cultural a través de las nuevas tecnologías. Los visitantes podrán utilizar audioguías de los monasterios cistercienses de Castilla y León, podrán recibir en sus teléfonos móviles guías con fotos y textos de todos los monasterios de la Orden, podrán acceder a través del ordenador a vistas panorámicas de los monasterios más importantes de la zona oeste de la Comunidad. Además, la tecnología permite reconstruir el monasterio de Moreruela, del que quedan ruinas, y podemos recorrerlo y visitarlo virtualmente como fue en su época de mayor esplendor, hacia los siglos XII y XIII y, para completar la visita, se puede ver en 3 dimensiones con las gafas 3D.

La orden del Císter fue una de las más importantes en la Europa medieval y tuvo una gran influencia no sólo religiosa, sino política, social y muy especialmente arquitectónica. En una época conflictiva la nueva orden del Císter plantea una vuelta a la perfección a través de la observancia de la regla de San Benito, una vuelta al "ora et labora", tras el intento de Cluny medio siglo antes. La austeridad, la disciplina y el trabajo inspiran la organización de los monasterios, que además buscan la autosuficiencia económica. Todos esos valores configuran una arquitectura muy especial, sin decoración, de muros limpios que no distraigan a los monjes de su tarea y orientada a la vida conventual. Los grandes monasterios cistercienses se extendieron durante los siglos XII y XIII desde Escocia hasta Oriente Próximo. Bernardo de Clareval, que fue el artífice de la expansión de la orden, consiguió que llegara a tener hasta 762 monasterios. Muchos de ellos se perdieron completamente y de otros, nos quedan ruinas que permiten hacernos una idea muy precisa de lo que fueron. Todos los monasterios del Císter tienen una estructura parecida.

Si hubiera de definirse el estilo constructivo cisterciense con un solo vocablo, este sería «austeridad». Precisamente en el origen de la orden estaba la denuncia de la suntuosidad de Cluny y, por oposición a ella, la adopción de la sencillez y la sobriedad en todos los aspectos de la vida monástica; también, por supuesto, en las edificaciones abaciales. En un principio las construcciones que componían las múltiples dependencias monacales, iglesia incluida, solían ser de madera, adobe o un humilde mampuesto. Las grandes realizaciones en sillería pétrea formando recios muros y amplias bóvedas que han llegado hasta nosotros son obras de la época más magnificente y, por lo mismo, más duraderas. Aun en éstas se advierte la falta de ornamentación, la carencia de elementos superfluos y la adusta desnudez de los paramentos; nada debía haber que pudiera distraer a los monjes: ni pinturas, ni esculturas, ni cromáticas vidrieras.

Las abadías cistercienses respondían a un vasto programa constructivo que comprendía instalaciones tan diversas como la hospedería, la enfermería, el molino, la fragua, el palomar, la granja, los talleres y todo aquello que prestara servicio a una comunidad autosubsistente.

Temas: