Comprar Mascarillas Béjar

El “contrato de inmigración” del PP es idéntico al programa electoral del partido ultra Democracia Nacional



Redacción i-bejar.com
Febrero 10, 2008

La promesa de Mariano Rajoy, candidato a la Presidencia del Gobierno por el PP, de imponer un contrato de inmigración que obligue a los inmigrantes a “aprender la lengua y las costumbres españolas” es idéntica a la que el partido de la extrema derecha más

La Voz de Salamanca (Javier García Pedraz) / La promesa de Mariano Rajoy, candidato a la Presidencia del Gobierno por el PP, de imponer un contrato de inmigración que obligue a los inmigrantes a “aprender la lengua y las costumbres españolas” es idéntica a la que el partido de la extrema derecha más dura, Democracia Nacional, refleja en su programa electoral.

Las líneas de acción básicas del PP en política de inmigración (repatriación del inmigrante desempleado, la obligación de aprender la lengua y las costumbres españolas) son muy similares a las que propone Democracia Nacional, partido de ideología xenófobo-ultraderechista.

La Voz de Salamanca ha repasado las propuestas programáticas de los diferentes partidos estatales y ha encontrado grandes similitudes de contenido y de forma entre las propuestas de inmigración del Partido Popular y de Democracia Nacional.

SOBRE "COSTRUMBRES", LENGUA Y LEGISLACIÓN ESPAÑOLA

Democracia Nacional, en el punto 15 de su programa electoral, dicta: “Será condición previa para ingresar en España el dominio de la lengua española y de la legislación española”

Mariano Rajoy va más allá, apelando no sólo a la lengua y la legislación, sino también a las costumbres, sin decir cuales: "un contrato de integración" para los inmigrantes por el que éstos deberán comprometerse a "conocer las leyes, aprender la lengua y a respetar sus costumbres".

SOBRE LA CUALIFICACIÓN DE INMIGRANTES

Democracia Nacional, incide en el punto 16, en que “Se favorecerá la presencia de una inmigración cualificada profesionalmente para el ejercicio de la profesión que se ha venido a desempeñar. Se exigirá certificado que demuestre que el aspirante a un permiso de residencia y trabajo conoce el oficio”.

Paralelamente, el PP propone la imposición de "una agencia (estatal) de inmigración” para la que las empresas españolas “puedan disponer de los servicios de agencias privadas de empleo" para la contratación en origen de los trabajadores extranjeros “con la formación requerida”. Se entiende que aquel inmigrante sin cualificación previa queda excluido de toda oportunidad de acceso al mundo laboral.

REPATRIACIONES DE INMIGRANTES DESEMPLEADOS

Democracia Nacional, en el punto 12 de su programa, impondría el “cese de la cotización por un período de 90 días implicará el pase a la situación de irregular y la repatriación. La situación de paro, una vez termine la percepción del seguro de desempleo, implicará la repatriación inmediata”. Rajoy dicta que el inmigrante deberá "regresar a su país si no logra encontrar empleo".

Cabe resaltar que la propuesta de Rajoy ni siquiera habla de la salvedad del seguro de desempleo.

REAGRUPACIÓN FAMILIAR

Ambos partidos también coinciden en limitar las reagrupaciones familiares.

Democracia Nacional propone, en el punto 25 de su programa, que “las reagrupaciones familiares no se admitirán antes de que se cumplan los 3 años de cotización a la Seguridad Social”. Es decir, que tras tres años de trabajo se puede reagrupar la familia.

Rajoy dice que regulará "la reagrupación familiar para que no sea una puerta falsa de entrada al margen de los cauces normales. Podrá pedir que venga su familia directa, pero la reagrupación no podrá prolongarse hasta el infinito", es decir, que la reagrupación familiar definitiva no tendrá lugar como tal, pues los familiares del inmigrante serían obligados a pasar por el mismo filtro que su familia trabajador (contratación en origen, dominio de lengua, legislación y "costumbres" españolas), haciendo prácticamente imposible la reagrupación familiar. Curiosa política de familia.

Temas: