Comprar Mascarillas Béjar

El Ayuntamiento de Salamanca propone la optimización del transporte público para garantizar la calidad del servicio

Redacción i-bejar.com
Enero 17, 2013

La propuesta municipal sigue abierta a sugerencias y es fruto de un trabajo técnico minucioso. No se suprime ninguna línea y se mantienen las frecuencias actuales e incluso se mejoran las existentes

Autobuses urbanos de SalamancaEl Ayuntamiento de Salamanca propone la optimización del transporte público para garantizar su calidad, el empleo vinculado a su servicio y la reducción de su coste en aproximadamente 2 millones de euros. Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha asegurado la calidad del servicio a las personas de Salamanca, que pueden estar tranquilas porque van a disfrutar del mismo buen transporte que ahora pero con un menor coste.

El liderazgo es planificación, el liderazgo es mantener la calidad de los servicios que reciben los salmantinos, según ha afirmado el regidor municipal, quien ha dicho que el liderazgo es la preocupación por la economía de todos  administrando bien el dinero de todos que es el dinero del Ayuntamiento.

Ha afirmado que la propuesta municipal tiene como objetivo mejorar el transporte público con planificación, pensando en las personas y siguiendo, con claridad, una hoja de ruta. Por un lado, atiende indicaciones del Plan de Movilidad, escucha también a los ciudadanos y cumple con el Plan de Ajuste, que contempla la reducción del coste de este servicio manteniendo tanto su calidad como los 226 puestos de trabajo.

Hace poco más de dos meses, según ha añadido el alcalde, adquirió personal y públicamente el compromiso de mantener todas las líneas, frecuencias y horarios actuales, con el objetivo de buscar la máxima eficiencia en el transporte público.

La propuesta presentada por el Ayuntamiento cumple este compromiso: Garantiza la calidad del servicio público porque mantiene las 14 líneas existentes, respeta los actuales horarios de prestación del servicio, conecta todos los barrios de la ciudad y mantiene las frecuencias actuales incluso mejorándolas en la línea 2, que unirá Pizarrales con Gran Vía, al pasar de 12 a 10 minutos los días laborables y sábados.

La propuesta rebaja en casi 707.000 kilómetros anuales el recorrido de los autobuses urbanos, lo que se traducirá en un ahorro de unos 2 millones de euros. Esta cantidad podrá ser aún mayor cuando se adjudique el nuevo contrato del servicio porque las empresas ofrecerán, previsiblemente, un precio menor por kilómetro ante la situación económica actual.

Para lograr estos objetivos, el Ayuntamiento ha apostado por eliminar ineficiencias en los recorridos actuales que aumentan su precio considerablemente sin una mejora para el usuario. La propuesta municipal se basa en evitar duplicidades de trayectos como la reorganización de algunas líneas, caso de la 2 (Pizarrales-Gran Vía); reforzar la seguridad vial con la eliminación, en la medida de lo posible, de recorridos sinuosos, como algunas partes de la línea 9 (Capuchinos-El Zurguén); y hacer más atractivo el servicio con la supresión de recorridos sin paradas que pueden salvarse con una pequeña modificación de tráfico, como en la 1 (Cipreses-Buenos Aires) o con muy escasa demanda, como en la 10 (Toreses-Vistahermosa).

El alcalde de Salamanca ha señalado también que se han tenido en cuenta las sugerencias del Plan de Movilidad tanto en la unidad de las estaciones de autobuses y ferrocarril, a partir de ahora con la línea 7 (Campus Unamuno-Prosperidad), como en conectar la nueva sede de la Junta de Castilla y León para dar servicio a los ciudadanos y trabajadores que acudan a estas nuevas instalaciones, con las líneas 7 y 8 (Prosperidad-Chamberí).

El Ayuntamiento, según ha señalado Fernández Mañueco, se ha separado de otras propuestas del Plan de Movilidad, como la eliminación que proponía de líneas, al considerar que el autobús debe seguir siendo un instrumento vertebrador y de cohesión de la ciudad.

En relación a las ineficiencias, el alcalde de Salamanca ha puesto un ejemplo muy gráfico al recordar una modificación ya puesta en marcha el 1 de mayo de 2012 en la línea 5 (Ciudad Jardín-Los Alcaldes) que ha permitido, con la eliminación del rodeo desde la Puerta Zamora hasta la Plaza San Julián, un ahorro anual de 116.400 euros de los impuestos de todos los salmantinos.

En referencia a los detalles de la propuesta, Fernández Mañueco ha destacado que no se modifican cuatro líneas de las 14 actuales: la 3 (Garrido-San José por el centro); la 6 (Garrido-San José por hospitales); la 12 (Barrio Blanco-Montalvo II) y la 13 (Huerta Otea-San José).
En el resto se introducen modificaciones que, en todos los casos, mantienen la calidad del servicio porque se ha tenido en cuenta la demanda y la racionalidad de los recorridos.
Por otra parte, Alfonso Fernández Mañueco ha destacado que la propuesta municipal es fruto de un trabajo técnico minucioso, de las propuestas del propio Plan de Movilidad Urbana Sostenible y de las sugerencias de vecinos y ciudadanos.

No es un documento cerrado, según ha aclarado el alcalde, quien ha destacado que, como hasta ahora, sigue abierto a propuestas. De hecho, esta misma mañana se ha presentado al Grupo Socialista en las comisiones de Policía, Tráfico y Transportes, y de Fomento; esta tarde y mañana se reunirán las Mesas Social, Profesional y Técnica del Plan de Movilidad Urbana; y en los próximos días se mantendrán encuentros con asociaciones de vecinos para explicarles la propuesta.

El alcalde ha explicado que estos cambios se realizarán, además, manteniendo los puestos de trabajo. En este sentido, ha recordado que el pasado 21 de diciembre firmó con Comisiones Obreras y Salamanca de Transportes un convenio para mantener los 226 empleos vinculados a este servicio. A partir de ahora, ha añadido el regidor municipal, se abrirá una ronda de contactos para que, desde el consenso y el diálogo, desarrollemos este acuerdo inicial para mantener toda la plantilla.

En definitiva, el alcalde de Salamanca ha señalado que optimizar el transporte público contribuye a garantizar la calidad del servicio, mantener el empleo y reducir su coste. Y se hará manteniendo las tarifas más baratas de España en términos generales, según el último estudio de FACUA, y conectando todos los barrios de Salamanca.

Cambios Líneas de Autobuses Salamanca

En la línea 1 (Los Cipreses-Buenos Aires por centro), el cambio que se plantea es permitir a los autobuses que circulan por la avenida Juan Pablo II en sentido salida de la ciudad girar a la izquierda hacia la calle Almendralejo para continuar por la calle Coria y regresar a la avenida Juan Pablo II. De este modo, los vehículos evitan entrar en la rotonda situada al final del barrio de Buenos Aires, que penaliza la línea tanto en distancia como en tiempo.

En la línea 2 (entre Pizarrales-Gran Vía) los cambios propuestos son:La supresión del recorrido por la calles Carmen Martín Gaite y Luis Sala Balust hasta el cementerio. Este itinerario alarga el trayecto y su coste, a la vez que penaliza en tiempo de recorrido a los usuarios de esa zona que se ven obligados, en su inmensa mayoría, a viajar inicialmente en sentido contrario a su destino, que es el centro de la ciudad, haciéndoles menos atractivo el uso del transporte público.

Este recorrido se cubrirá con la prolongación de la línea 4, que une actualmente Filiberto Villalobos con Puente Ladrillo. De este modo, los usuarios de esta zona de la ciudad verán notablemente reducido su tiempo de viaje, ya que el recorrido hacia el centro de la ciudad sería directo.

Esta medida obligaría a trasladar unos 250 metros la parada de la avenida Carmen Martín Gaite en sus dos sentidos y que se ubica en el límite urbanizado de la ciudad, en una zona de escasa densidad de población.

Otro de los cambios propuestos en la línea 2 es la supresión del ramal que discurre hasta la carretera de Aldealengua debido a su baja ocupación. Esta línea tiene una importante demanda entre Pizarrales y Gran Vía, pero no así en el itinerario hasta la carretera de Aldealengua. No obstante, este itinerario se puede dividir en tres partes:

a) El trayecto que discurre desde Gran Vía hasta la Plaza de España, por el que discurren otras cinco líneas más (1,3, 4, 8 y 9)

b) El tramo desde la Plaza de España, por la avenida de Comuneros, hasta la Plaza del Alto del Rollo y cuyo recorrido comparte con la línea 10, que une actualmente Los Toreses con Vistahermosa.

c) El recorrido por la calle Colombia y la carretera de Aldealengua. La solución planteada para este trayecto es modificar la línea 10 para poder atender este ramal. Así pues se propone que la línea 10, desde el Alto del Rollo, discurrirá por la calle Colombia, en lugar de por Jesús Arambarri, que tiene alternativas (líneas 4 y 7), y prosiga por la carretera de Aldealengua hasta la calle Ricardo Pérez Fernández, retomando su itinerario actual por la calle Santiago Madrigal hasta su cabecera en Los Toreses.

Este cambio obligará a trasladar las siguientes paradas: las situadas en la carretera de Aldealengua, número 89-91 y su correspondiente para el sentido contrario de la marcha, frente al número 107, a unos 200 metros. Y las ubicadas en la carretera de Aldealengua, s/n, serían suprimidas porque están situadas muy alejadas de la zona urbana, donde no atienden una demanda que pueda justificarlas. Se eliminará, asimismo, la parada de cabecera situada fuera del término municipal de Salamanca.

En la línea 4 (Cementerio-Los Toreses), se propone, como ya se ha explicado, que atienda la zona del cementerio.

En la línea 5 (Ciudad Jardín-Los Alcaldes), el cambio propuesto es:
La supresión, en sus dos sentidos, del rodeo desde la calle Francisco Maldonado hasta la calle Lagar, en el barrio de Chamberí. Esta medida obligará a trasladar la parada de la calle Lagar a unos 250 metros hasta la calle Francisco Maldonado para que los autobuses no se vean obligados a realizar un desvío para acudir a dicha parada y luego regresar a la misma calle. Estas paradas registran, además, un escaso movimiento de viajeros debido a que no tienen en sus inmediaciones excesiva densidad de viviendas por estar situadas al lado del campo de fútbol de Chamberí.

La modificación del recorrido propuesta obligaría también a trasladar la parada situada actualmente en el paseo de Luis Cortés, en sus dos sentidos, hasta la calle Francisco Maldonado. El desplazamiento sería de poco más de 100 metros.
Esta modificación se suma también al cambio ya efectuado que elimina el bucle desde la Puerta Zamora a Gran Vía para regresar, de nuevo, a la Puerta Zamora y continuar a Ciudad Jardín.

En la línea 7 (Campus Unamuno-Prosperidad), los cambios propuestos son:
La prolongación de su actual recorrido desde su actual cabecera de Prosperidad hasta las inmediaciones del edificio multifuncional de la Junta de Castilla y León para reforzar, de esta forma, el servicio de transporte público urbano en toda la zona y, especialmente, ante los incrementos de demanda de movilidad que se prevén en el entorno de un edificio que concentrará los servicios administrativos autonómicos.

La modificación del recorrido, en sus dos sentidos, para unir las estaciones de ferrocarril y autobuses, como propone el Plan de Movilidad. Para ello, en sentido Prosperidad, se plantea sustituir el trayecto para pasar por la calle Elcano hasta llegar al paseo de la Estación y enlazar con su recorrido actual. Y en sentido Campus Unamuno, se sustituye el recorrido por el paseo de Los Madroños para pasar por el paseo de la Estación, avenida de París y retomar el recorrido por Alfonso IX de León.

En la línea 8 (Prosperidad-Chamberí), los cambios propuestos son:
La supresión del recorrido desde el cuartel de la Policía Local hasta La Aldehuela debido al escaso número de viajeros, salvo en ocasiones puntuales, como el Rastro, Ferias o Lunes de Aguas, en los que ya se habilitan servicios especiales en esta zona.
Al igual que en la línea 5, se suprime el rodeo desde la calle Francisco Maldonado hasta la calle Lagar. Es necesario trasladar la parada de la calle Lagar a unos 250 metros hasta la calle Francisco Maldonado.

En la línea 9 (Capuchinos-El Zurguén), los cambios propuestos son:
La supresión, en sentido El Zurguén, del recorrido por Teso de la Feria y las calles Pico del Naranco y Pico del Jalama al realizarse por calles estrechas y con algún giro complicado. La propuesta es que esta línea entre directamente al barrio de El Zurguén, desde la avenida de Saavedra y Fajardo, con lo que se conseguiría una reducción destacable en el tiempo de recorrido, así como un ahorro de distancia. La medida obligará a trasladar las paradas situadas en las calles Teso de la Feria a unos 200 metros, Pico del Naranco a unos 200 metros y Pico del Jalama a 250 metros.

En la línea 10 (Los Toreses-Vistahermosa), los cambios propuestos son:
La eliminación de un rodeo realizado en Vistahermosa por las calles Emilio Salcedo y Francisco Fernández Villegas. Esta medida permitirá un ahorro de tiempo imprescindible para la modificación del recorrido de la línea 10 en la zona de la carretera de Aldealengua. Esta medida obliga a trasladar unos 200 metros la única parada que se efectúa en este recorrido.
Desde el Alto del Rollo discurrirá por la calle Colombia, en lugar de por Jesús Arambarri, que tiene alternativas (líneas 4 y 7), y proseguiría por la carretera de Aldealengua hasta la calle Ricardo Pérez Fernández por la que subirá hasta el cruce con la calle Santiago Madrigal donde retoma su actual recorrido hasta su cabecera en la calle de Los Toreses.

En la línea 11 (Cipreses-Buenos Aires por hospitales), el cambio propuesto es:
Al igual que en la línea 1, permitir a los autobuses que circulan por la avenida Juan Pablo II en sentido salida de la ciudad girar a la izquierda hacia la calle de Almedralejo.

En la línea nocturna: Búho, la propuesta es:
El establecimiento de dos líneas, en lugar de una como existe actualmente. La primera recorrería el norte de la ciudad desde Gran Vía y pasaría por la avenida de La Aldehuela, El Rollo, Cipreses, Federico Anaya, Plaza de Madrid, Torres Villarroel, avenida de Portugal, Barrio Vidal, Barrio Blanco, carretera de Ledesma, Peña de Francia, Maristas, Carmelitas y avenida de Mirat para finalizar en Gran Vía.

El segundo recorrido cubriría el sur de la ciudad. El recorrido es: Gran Vía, Barrio de San José, El Zurguén, Teso de la Feria, Arrabal, Chamberí, Buenos Aires para regresar por Padre Ignacio Ellacuría, Puente Sánchez Fabrés y ronda Entrepuentes hasta Gran Vía.