Malestar en el cuerpo técnico del Béjar Industrial por el estado del terreno de juego del Roberto Heras

Redacción i-bejar.com
Septiembre 12, 2007 - 21:38

El mayor problema es el estado totalmente irregular del terreno y que este fin de semana ha derivado en la lesión de uno de los jugadores textiles en un salto y otro en un mal movimiento en el campo

El cuerpo técnico del Béjar Industrial quiere desde estas líneas señalar su malestar por el estado del terreno de juego del campo de fútbol de las instalaciones deportivas Roberto Heras de Palomares sin centrarse en buscar culpables sino intentar concienciar a los responsables actuales de un problema que tiene solución y que atañe en definitiva a dejar una mala imagen de la ciudad cada quince días.


La queja se produce por una situación que no es una situación ni momentánea ni fruto de un día y sobre todo no es una situación agradable para los deportistas y para el deporte bejarano en general.


Creemos que un club que durante esta temporada cumple su cincuenta y cinco aniversario y que ha dado muchas alegrías a la ciudad, un club y unos jugadores que defienden el nombre de la ciudad cada jornada deberían tener un terreno de juego por lo menos acorde a su esfuerzo.


La imagen que finalmente da la ciudad es una imagen de ciudad anclada en un pasado deportivo a semejanza del estado de algunas de sus instalaciones deportivas, y que estas y otras instalaciones necesitan de forma urgente un proyecto de inversión a corto y medio plazo para que no se vengan abajo.


Sabemos que la situación económica de la ciudad repercute en este tipo de instalaciones y que la inversión en el deporte bejarano no puede ser la que debería ser pero si creemos que los esfuerzos económicos y también humanos deben ser mayores.


Si el año pasado de forma constante los árbitros que llegaban a la ciudad daban órdenes de arreglar las redes ante el riesgo de que el balón se colara entre los múltiples agujeros de estas, problema solucionado esta temporada con unas nuevas redes pero que no tardará en volver a suceder si se dejan puestas, este año, uno más, el problema más grave sigue siendo el estado del terreno de juego dando órdenes el árbitro ya en la primera jornada de arreglar un hoyo antes de iniciar el partido, pala en mano.


No se está hablando del color del césped, más o menos verde, ni de limitaciones que sabemos todos tenemos. No entendemos como una instalación con riego automático y que llega a todo el terreno puede tener zonas verdes y zonas totalmente secas.


El mayor problema es el estado totalmente irregular del terreno y que este fin de semana ha derivado en la lesión de uno de los jugadores textiles en un salto y otro en un mal movimiento en el campo, problema que ya ahora sí nos atañe más directamente y del que sí somos hora nosotros responsables, dos distensiones de ligamentos de la rodilla por el mal estado del terreno de juego.


Estamos cansados de que a la llegada del equipo rival siempre nos pregunten por la situación del terreno dando siempre la misma mala imagen.


Creemos que la ciudad, los futbolistas y el deporte de Béjar se merece otra cosa y sobre todos el esfuerzo económico y humano que durante los años anteriores desde el cuerpo técnico del Béjar Industrial ni se vislumbró.


Sabíamos que la lesión de algún jugador llegaría, por desgracia así ha sido, esperemos no sean graves y no vuelva a suceder por algo que debe estar en nuestras manos.


El deporte en una ciudad tiene valores educativos, sociales, deportivos, incluso valores turísticos y engloba más que la simple competición.


Una ciudad rica y sana es una ciudad donde la gente puede hacer deporte, para eso nuestras instalaciones deben ser cuanto menos dignas y para ello no buscamos culpables, pasado y presente, ya que todos los somos en parte, sino soluciones realistas y prácticas y esfuerzo humano para aplicarlas.


Miguel Gelabert. Preparador físico Béjar Industrial.