Retirada la normativa por ir contra la Constitución



Redacción i-bejar.com
Octubre 15, 2004

El alcalde da marcha atrás y retira la norma de solicitar el certificado de empadronamiento a aquellas personas que quieran utilizar el servicio de préstamo de libros de la biblioteca. Alejo Riñones reconoció ayer la inconstitucionalidad de la iniciativa y de otras que tenía pensado aprobar. Ahora, "gracias a los socialistas", los bejaranos no podrán beneficiarse de estas normas, que no serán puestas en marcha dado su carácter anticonstitucional, tal y como ayer reconocía el alcalde.


EL PSOE había denunciado el día anterior que se elimina la opción de acceso a este servicio a los vecinos de la comarca, a los alumnos de los colegios comarcales y de la Escuela de Ingeniería y criticaron el hecho de restringir el acceso a la cultura.


Ayer el alcalde culpó a los socialistas de la decisión que él adoptó, de retirar la medida referida a la biblioteca, por temor a ser denunciado por estos al reconocer que la norma era anticonstitucional, pero ventajosa para los bejaranos. De esta manera, Riñones indicó que no se pondrán en marcha otra medidas que el ayuntamiento tenía previsto adoptar con el fin de mejorar el padrón de habitantes y relacionadas con supuestas ventajas que se habrían obtenido de estar residiendo en Béjar.