Cerca de medio millar de ciclistas participó en la clásica marcha de Sotoserrano. El ministro de trabajo participa en la marcha

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Marzo 17, 2008 - 10:31

La prueba se ha convertido en un gran acontecimiento social y deportivo que cada año aglutina un mayor número de participantes

Marcha SotoserranoDe nuevo Sotoserrano y su entorno fue el escenario en el que se desarrolló la tradicional marcha cicloturista, una de las prueba abierta no competitiva más populares del país. La cita cuenta con 62 kilómetros del trayecto, aunque la organización siempre establece una ruta alternativa desde Riomalo y de sólo 37 kilómetros.


De nuevo, entre los participantes estaba el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, que hizo la ruta corta de 37 kilómetros entre las localidades de Sotoserrano y Río Malo por la carretera ida y vuelta pero que en anteriores ocasiones ha cubierto la totalidad del recorrido establecido por la organización. Otro de los ilustres participantes fue Laudelino Cubino (Lale).


La prueba se ha convertido en un gran acontecimiento social y deportivo que cada año aglutina un mayor número de participantes. Los participantes, que aprovechan el fin de semana para establecerse un par de días en la Sierra de Francia, llegan desde diferentes puntos del país.


El alcalde, Sebastian Requejo también se encuentra entre los participantes, es el ayuntamiento de Sotoserrano junto a la asociación deportiva El Trampal, de Béjar, uno de los organizadores. Esta marcha de mountain-bike está patrocinada por el Consistorio de Sotoserrano y en la presente edición ha contado con la colaboración de Cruz Roja Española, Fundación Premysa, Bicicletas Cubino, Jamones El Charro S.A., Frutas Antonio Hernández (Béjar), Ediciones Amarú, Itecnología, Optibéjar, informática F5 y bar restaurante Metro, entre otras.


En las inmediaciones del recorrido están ubicados lugares tan conocidos como Las Batuecas y otros quizás menos como el refugio nacional de Belén Buitrera, la Sierra del Castillo o el río Alagón, con sus famosos meandros que ofrecen una de las vistas más espectaculares de la provincia, todo de un gran valor ecológico.


La salida de Sotoserrano enseguida ofrece la posibilidad de admirar el paraje en el que se unen los ríos Cuerpo de Hombre y Alagón. La ruta en bicicleta prosigue hasta llegar a Rio Malo, localidad hurdana, donde se puede apreciar construcciones hurdanas. Los más de 60 kilómetros sorprenden a los participantes por el entorno en el que transcurre el recorrido, siendo éste el principal valor de la prueba y la razón por la que la mayoría repite.