Comprar Mascarillas Béjar

Los socialistas acusan al gobierno local de contribuir a “acomodar” las pretensiones de un constructor

Redacción i-bejar.com
Febrero 03, 2016

La modificación puntual del plan de urbanismo en el último pleno supondrá menor recaudación fiscal, menos espacio reservado a vivienda pública, y menos cesión de terrenos para espacios libres.

En el Pleno se trató una modificación del recientemente aprobado Plan General de Ordenación Urbana de Béjar, con el fin de “acomodar” las pretensiones de un promotor de construir viviendas unifamiliares en el denominado sector SUNC7 (Cra. de Aldeacipreste). Su aprobación supondría reducir el número de viviendas mínimas a construir. Esto, lógicamente, supone una menor recaudación fiscal, menos espacio reservado a vivienda pública, y menos cesión de terrenos para espacios libres y equipamiento, así como menor coste de urbanización. Sin embargo, los costes para el Ayuntamiento que supondrían dar servicios a la zona serían muy similares, con mayor o menor número de viviendas.

El Grupo Socialista, a través de la concejala Elena Martín Vázquez, propuso que se aplicara el artículo 52.2 de la propia normativa del PGOU, que permite suscribir un convenio con los propietarios de manera que estos se hagan cargo total o parcialmente de la conservación y mantenimiento de la urbanización. También solicitamos la aplicación del artículo 172 del Reglamento de Urbanismo de Castilla y León, que indica que la superficie destinada a espacio libre o equipamiento que se pierde con la modificación debe de ser compensada en el mismo sector, o en otro próximo. El Alcalde indicó que lo estudiaría. “Veremos. Se trata de preservar los derechos de los ciudadanos”, aseguran los socialistas.

En otro punto del orden del día del Pleno se aprobó la inclusión de nuestro municipio en la Asociación ADRISS. Desde el Grupo Socialista mostramos nuestra extrañeza por la urgencia con la que se trataba este asunto, ya que, a pesar de que los plenos se celebran cada dos meses, se había informado con poco más de 48 horas. El Alcalde insinuó que “podríamos beneficiarnos de alguna subvención de las que, previsiblemente, gestionará dicha asociación, para la construcción de un circuito de BTT”. Pero tal cosa no es posible, ya que las subvenciones se limitan a municipios de menos de 10.000 habitantes.


En las Comisiones previas al Pleno los socialistas propusieron la inclusión de un punto en el orden del día en el que se instara al Alcalde a propiciar una reunión con los colectivos afectados (padres, alumnos, centros, Consejo de la Juventud, etc…) para determinar qué Ciclos Formativos podían ser interesantes, y solicitar su impartición en nuestra ciudad a la Junta de Castilla y León. Se nos negó la inclusión en el Pleno y, al formular nuestra propuesta en el turno de ruegos y preguntas, el Sr. Alcalde nos dijo que no estaba de acuerdo porque en ese tipo de reuniones cada uno va a lo suyo. Ese es el concepto que nuestro Alcalde tiene de los colectivos de nuestra ciudad. El mismo que sugiere en cada reunión de la Comisión Mixta de Participación Ciudadana. Una lástima. Llegó a proponernos que fuéramos nosotros los que buscáramos alumnos para los Ciclos Formativos. En su línea.

En las Comisiones Informativas de esta misma semana, además de insistir en que nos respondan a varias preguntas formuladas hace meses, propusimos que desde la Comisión de Educación y Cultura (que más bien parece la de festejos y saraos) se emitiera un escrito exigiendo que no se suprima la plaza de profesor de Griego, única en nuestra ciudad. La asignatura de Griego, clave para cualquier bachillerato de Humanidades, sólo se imparte en el IES Ramón Olleros, por lo que su supresión supondría un ataque frontal contra el derecho de los padres a elegir libremente la educación de sus hijos, contemplada en la Constitución. Lo cierto es que no sabemos si tal escrito, dirigido a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha sido redactado o bien, una vez más, han ninguneado nuestra propuesta”. tal y como han dado a conocer los socialistas.