Comprar Mascarillas Béjar

El PSOE denuncia la actitud despótica de la alcaldesa de Candelario por el despido de dos trabajadoras



Redacción i-bejar.com
Agosto 05, 2011

"Con esta actitud despótica y prepotente la alcaldesa busca amedrentar a los trabajadores del Ayuntamiento para manejar y gestionar a su antojo el consistorio"

Presentación candidatura PSOE CandelarioEl equipo de gobierno del ayuntamiento de Candelario reconoce el despido improcedente en uno de los casos y en el otro, no concuerdan los motivos alegados por la alcaldesa con los que figuran en la carta de despido. El PSOE denuncia que no sólo no están justificados, sí no que los dos despidos van a suponer un importante desembolso para las arcas municipales en materia de indemnizaciones.

"Con esta actitud despótica y prepotente la alcaldesa busca amedrentar a los trabajadores del Ayuntamiento para manejar y gestionar a su antojo el Consistorio".

El Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Candelario pide que sea la propia alcaldesa y el equipo de gobierno municipal quienes se hagan cargo y se responsabilicen de las indemnizaciones a los trabajadores. Los despidos han tenido lugar en el plazo de una semana sin que haya justificado, al menos de momento, los motivos por los que ha tomado esta decisión.

Sin ir más lejos en uno de los casos ya ha reconocido la improcedencia del despido, y se ha mostrado decidida a pagar la indemnización correspondiente y en el otro, ha alegado motivos relacionados con cuestiones disciplinaria que no se corresponden con lo expuesto en la carta de despido, no probadas ni justificadas.

"Con actitudes como esta, en la que de forma caciquil y prepotente se ignoran los derechos de los trabajadores, la alcaldesa y el equipo de gobierno municipal dejan muy claro que velan o les importa muy poco los intereses de los vecinos de Candelario, porque serán ellos los que con sus impuestos y sus aportaciones a las arcas municipales paguen las indemnizaciones que pudieran corresponder", aseguran desde el PSOE que además sostienen que la situación demuestra que detrás de este tipo de actuaciones hay una incapacidad absoluta de la alcaldesa para resolver los problemas que surgen en el Ayuntamiento. "Además de una intención de querer amedrentar a todos aquellos que trabajan en el Ayuntamiento o pueda hacerlo en el futuro para manejar a su antojo la gestión municipal".