El PSOE bejarano se muestra en contra de la posibilidad de crear un cementerio de residuos radiactivos en la ciudad

Redacción i-bejar.com
Agosto 25, 2005

Tras saltar la noticia hace unos días sobre la hipotetica instalación de un Centro de Almacenamiento de Residuos Radiactivos, en la zona de Béjar, la Agrupación Socialista Bejarana ha querido dejar constancia su postura contraria a la ubicación en la zona de una instalación como la citada.


Los socialistas afirman haber recibido información, a título individual y sin ningún sentido oficial, de un técnico del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la hipotética ubicación de un Centro de Almacenamiento Temporal de Residuos Radiactivos.


Los mismos afirman tener constancia de que técnicos del CSN han mantenido reuniones tanto con el alcalde de Béjar, como con la Cámara de Comercio e Industria. Riñones ha negado que dicha reunión se haya mantenido y ha dicho publicamente que desconoce el tema.


Enresa, empresa pública encargada de la creación del cementerio nuclear, tiene actualmente más de 3.000 toneladas de residuos de alta radioactividad que descansan en las centrales nucleares y para las que se debe buscar urgentemente una ubicación, ya que las centrales están prácticamente al límite de su capacidad. En el artículo, publicado por la revista Capital en el mes de Agosto, se dice que el gobierno ya ha tomado medidas a este respecto, como autorizar a Enresa la posibilidad de una expropiación forzosa o la de disponer de un fondo de 1.800 millones de euros.


El principal escollo con que se encuentra el gobierno para la instalación de este cementerio es el rechazo social, y por ello ha ofrecido, siempre según la revista, 12 millones de euros anuales al municipio que lo albergue. Actualmente se barajan más de una decena de ubicaciones posibles.


En el reportaje que firma el periodista gallego Julián Rodríguez, subdirector de Capital, se detalla cómo será el búnker, que vendrá a ocupar la superficie equivalente a la de un estadio de fútbol, y cuya ubicación todavía no está decidida, si bien las miradas del sector apuntan a Zorita como destino del cementerio nuclear, ya que la central se desmantela en un año.


RIESGOS ASUMIBLES.- La revista Capital entrevista también a la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), María Teresa Estevan Bolea, que mantiene que “los riesgos de un almacenamiento nuclear son perfectamente asumibles”.


En el número de agosto de Capital también se recogen las opiniones de diversos expertos del sector, que coinciden en asegurar en este sentido que, “ahora, los retos que tenemos que afrontar también son políticos y sociales”, en palabras del secretario general de la Energía del Ministerio de Industria, Antonio Fernández Segura.