Comprar Mascarillas Béjar

La Plataforma del Parque Natural de Candelario denuncia la existencia de un trampal contaminado y en proceso de desaparición en la Covatilla



Redacción i-bejar.com
Junio 08, 2007

El trampal de la Covatilla situado al lado del aparcamiento ha sido semisepultado con depósitos de arena y grava, y existen bastantes indicios de que se haya podido ver afectado por vertidos fecales y algún otro tipo de contaminación tal y como denuncia la plataforma pro parque de candelario. El colectivo en defensa del Parque Natural no cree en la sostenibilidad de las instalaciones de esquí y denuncian el impacto medio ambiental. El grupo describe la situación así:


“El trampal está semisepultado con depósitos de arena y grava. La situación ya se predijo en las primeras alegaciones de hace años: la Sierra de Béjar y Candelario está sobre granitos, la textura de los suelos es arenosa y cualquier actuación quitando el manto protector de los piornos en laderas, arrastraría la arena hacia abajo produciendo un deterioro progresivo de las laderas por erosión. Las consecuencias eran inevitables y como los trampales están en el fondo, en la base de las pistas, los depósitos de arena han acabado todos allí, colmatando estos ecosistemas protegidos en las directivas, destruyéndolos por completo. Cosa que sucedería  en la Cardosa si se lleva a cabo la pretendida ampliación”.


La plataforma pro parque asegura que la Declaración de Impacto Ambiental prohibía las actuaciones sobre la vegetación, algo que denuncian, no se ha cumplido.


También existen bastantes indicios de que el trampal se haya podido ver afectado por algún tipo de contaminación a través de vertidos en las aguas, algo que podría se denunciado  como incumplimiento de la ley de aguas, tal y como indican en un comunicado desde la plataforma pro Parque Natural de Candelario.