El Juzgado de Salamanca condena al propietario de la empresa de demolición, y un empleado, por la muerte de Erika del Río



Redacción i-bejar.com
Noviembre 09, 2010

Dos años de carcel para el propietario de la empresa de demolición y quince meses para el empleado de la empresa

El Juzgado de lo Penal número dos de Salamanca hizo hoy pública la sentencia del Caso de Erika. La sentencia condena condena al propietario de la empresa de demolición, D.G.G. Y, y a un empleado de la misma, L.G.G, a penas de dos y un año y tres meses de cárcel, respectivamente, al considerarlos culpables del delito de homicidio por imprudencia que costó la vida a la pequeña Erika del Río, de cinco años de edad.

Los hechos ocurrieron el 17 de diciembre de 2007 cuando la pequeña Erika acudía al colegio. La cornisa de un edificio que se estaba demoliendo frente al colegio Marques de Valero de Béjar se desplomó sobre la pequeña y su madre. La niña fue atendida rápidamente por varias personas que estaban en el lugar de los hechos, pero nada se pudo hacer por su vida.