La Junta se compromete ante el alcalde de Béjar a mantener un hospital acorde a las necesidades actuales de la sociedad de Béjar y comarca



Redacción i-bejar.com
Noviembre 07, 2009

PSOE y UPS lamentan la ausencia del portavoz del PP, Alejo Riñones, que decidió no acompañar a los representantes políticos del ayuntamiento de Béjar

Blanca Cerr, Cipriano González y Raúl HernándezEl alcalde del PSOE y el concejal de UPS en el Ayuntamiento de Béjar se entrevistaron el viernes en la Junta, con el Consejero de Sanidad ante la crisis por la que atraviesa la sanidad bejarana, agravada en los últimos días al conocerse las intenciones de la Junta de Castilla y León de suspender el servicio de cocina. Un síntoma más del temido cierre del hospital.

Alcalde y concejal de la oposición lamentaron la ausencia del concejal del PP, Alejo Riñones, para el que, a tenor de sus palabras, la sanidad bejarana no atraviesa por tan malos momentos como denuncia la casi totalidad de la sociedad bejarana.

La Junta confirmó el cierre de la cocina del hospital bejarano. En cambio, tanto el alcalde como el concejal de UPS, trasladaron el esperanzador mensaje de que la Administración regional está dispuesta a mantener el hospital y adecuarlo a las necesidades de los ciudadanos de la ciudad y de la comarca. El motivo del cierre de la cocina son los altos costes de personal, que se solventarán con la contratación de una empresa de catering bejarana.

El alcalde trasladó al consejero de sanidad la sensación de agonía del mismo para los ciudadanos. En este sentido, el consejero de Sanidad, Álvarez Guisasola, indicó que es voluntad de la Junta mantener el hospital y las camas y que no existen medidas tendentes a reducir la actividad en el Virgen del Castañar.

Según el titular de Sanidad de la administración regional los problemas de especialistas, puestos de manifiesto durante la visita son una circunstancia generalizada en la casi totalidad de centros hospitalarios de la comunidad

Reivindicaciones

El alcalde puso a disposición de la Junta los terrenos necesarios para la construcción de un hospital de acuerdo a esas necesidades de la sociedad bejarana, pero el consejero no lo ve como una opción válida y se inclina mas por el mantenimiento del Virgen del Castañar.

El alcalde solicitó para la ciudad las pruebas diagnósticas y así evitar el continuo traslado de enfermos a la capital opción que el consejero no pareció ver con malos ojos.

A partir de ahora y tras la próxima reunión de la comisión mixta de participación ciudadana a instancias de las asociaciones de vecinos de la ciudad se formará un grupo de trabajo que determinará cuales son las necesidades demandadas por los bejaranos y se determinará que localidades de al comarca desean tener el hospital de Béjar como centro de referencia, esta información será trasladada a la Junta para diseñar las actuaciones encaminadas a ese mantenimiento del Hospital.

La próxima semana se reunirá la comisión mixta de participación ciudadana de la que surgirá el grupo de trabajo.

UPS Béjar

El concejal de UPS, que al igual que el del PP estaba fuera de la ciudad el día de la cita, si asistió a la misma. Raúl Hernández se mostró satisfecho con la reunión y considera que hay que impedir que el hospital de Béjar “se muera” y que es tiempo de “darle un giro”

No será fácil cambiar la tendencia agónica del funcionamiento de la sanidad bejarana y su hospital. El alcalde estima que el 2010 se pueden concretar los datos necesarios pero los representantes vecinales consultados por este medio desean que no haya que esperar tanto tiempo para empezar a adoptar soluciones.

Las soluciones planteadas por el grupo de trabajo deben atender a necesidades reales y recogidas en un informe sobre el que trabajará la administración sanitaria.

Pediatría en condiciones, cirugía menor ambulatoria, pruebas diagnosticas, implementación del servicio de urgencias son sólo algunas de las mejora aventuradas en la reunión