Comprar Mascarillas Béjar

Gecobesa exige una rectificación a ecologistas y cuantos denunciaron la presencia de una máquina de rescate en la cuerda del Calvitero



Redacción i-bejar.com
Abril 27, 2011

Gecobesa asegura que la presencia de la máquina en la zona obedecía a la necesidad de prestar un servicio a los montañeros que pudieran encontrarse en dificultades en las cumbres de la Sierra de Béjar

GocobesaGecobesa, ha salido al paso de lo que califica como "adjetivos descalificantes y torcidas interpretaciones, incluida una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que provocó la presencia de la máquina de rescate y evacuación en la cuerda del Calvitero el pasado día 20 de marzo".

Gecobesa se queja de no haber sido consultada y asegura que la presencia de la máquina en la zona obedecía a la necesidad de prestar un servicio a los montañeros que pudieran encontrarse en dificultades en las cumbres de la Sierra de Béjar. "La máquina está al servicio del GREIM (Grupo de Rescate e Intervención en Montaña) de la Guardia Civil, con los que desde hace años se colabora".

 

"Casualmente aquel día, en el que la necesidad de tener prevista y preparada la previsible intervención de la máquina por la gran afluencia de excursionistas en las cumbres de la Sierra hacía necesaria su evolución en los lugares donde se denunció su presencia, uno de estos excursionistas se extravió y fue necesario movilizar todos nuestros recursos para poder localizarlo sano y salvo, antes de que la situación se pudiera complicar y agravar con la caída de la noche", aseguran desde la gestora de la Covatilla para justificar la presencia de la máquina denunciada por Ecologistas en Acción.

"Esta es una prueba más del atrevimiento de los ignorantes y fanáticos que sólo quieren ver lo que se adapta a sus intereses y que cuando encuentran algo que escapa a su comprensión o conocimiento, simplemente se inventan lo que más les interesa", se quejan desde la gestora.

Gecobesa ha solicitado públicamente disculpas "todos los que han mentido o se han dejado llevar por la mentira, para difamarnos y poner en duda nuestra honestidad y legalidad. A la espera de que nuestros asesores legales nos precisen hasta que punto podemos actuar judicialmente contra quienes han obrado, muy presumiblemente, de mala fe", concluyen.