Gecobesa encarga un estudio de querella penal por presunta prevaricación, falsedad documental y apropiación indebida de responsables y funcionarios municipales

Redacción i-bejar.com
Mayo 28, 2012 - 12:03

Gecobesa "rompe negociaciones con el equipo de gobierno", acusa al ayuntamiento de Béjar de haberle empujado al concurso de acreedores y anuncia un ERE desde el pasado 1 de mayo

Francisco Montero y Alberto SegadeGecobesa ha encargado a sus asesores un estudio de querella penal por presunta prevaricación, falsificación de documento o apropiación indebida, en la que resultaría imputado algún responsable o funcionario municipal. Ademas ejecutará la sentencia de nulidad de la concesión y reclamará las indemnizaciones, que podrían ser millonarias al ayuntamiento de Béjar.

Además, los administradores de GECOBESA han encargado instar en ejecución de sentencia la nulidad de la concesión, solicitando, en su caso, las indemnizaciones que procedan. Durante la campaña electoral, el partido de Gecobesa, la gestora de la Covatilla, que  ha anunciado suspensión de pagos, apoyó manifiestamente al Partido Popular, que se dejó querer entonces. El apoyo definitivo se plasmó en la retirada de los comicios del Partido de Gecobesa puesto que el PP recogía en su programa los intereses de gestora. Pues bien, ayer, la gestora de la Covatilla apuntó directamente al ayuntamiento de Béjar y acusa al gobierno municipal de "haber empujado Gecobesa al concurso de acreedores".

A pesar de que en algunos medios informan de forma continuada sobre las buenas cifras de la estación, ha sido la propia gestora la que ha hecho público un comunicado, no remitido a este medio, en el que se asegura que "Tras una temporada de esquí con muy malos resultados económicos, a causa de las adversas condiciones climatológicas, durante la cual el descenso de ingresos fue superior al 50% respecto a la temporada anterior, y mientras GECOBESA se encontraba negociando la refinanciación de su deuda; el Ayuntamiento de Béjar liquidó a nuestra sociedad una elevada cantidad, en concreto 618.645’72 euros, en concepto del canon por la concesión administrativa desde el año 2006". Esta liquidación ha sido recurrida. Gecobesa "estima" que la cantidad está compensada y asumida en ejercicios anteriores.

Lo que parece haber ofendido a los gestores de la Covatilla son las declaraciones del alcalde  de Béjar y también de Raúl Hernández, concejal de asuntos económicos, del que son conocidas sus malas relaciones con los gestores de la Covatilla, sobre todo tras su paso la pasada legislatura por UPS. En estas declaraciones se apuntaba a Gecobesa como los principales morosos del ayuntamiento bejarano.

"Esta circunstancia, además, fue difundida por algunos responsables municipales, con declaraciones publicadas en todos los medios locales y provinciales, destacando a GECOBESA, a partir de la liquidación practicada, como uno de los principales morosos del consistorio bejarano". Estas declaraciones tuvieron efectos inmediatos en las negociaciones que se estaban llevando a cabo, produciéndose su paralización en  la mayor parte de los casos.

La gestora asegura que la existencia de esta deuda, unida a los efectos de su difusión mediática, ha conducido a GECOBESA a una situación de insolvencia, ante la cual, se han visto obligados sus administradores, cumpliendo la normativa legal, a la solicitud de Concurso Voluntario de Acreedores.

"Previamente a la solicitud del Concurso, el Consejo de Administración de GECOBESA llevó a cabo las gestiones necesarias para resolver, en la medida de los posible, el problema que esta situación podría ocasionar a los trabajadores de la empresa; para ello y una vez que todos ellos están al corriente de sus nóminas, solicitó un Expediente de Regulación de Empleo mediante el cual, a partir del día 1 de mayo, se han suspendido temporalmente sus contratos de trabajo, a la espera de que la situación pueda resolverse, percibiendo mientras tanto la prestación por desempleo".

Comunicado Gecobesa 26 de mayo de 2012