Candelario celebra el domingo la XXII Boda Típica, Fiesta declarada de Interes Regional



Redacción i-bejar.com
Agosto 11, 2011

En esta edición, los novios serán Ernesto Calles y Eva de Frutos, que contrajeron matrimonio hace un año en esta misma parroquia

Presentación de la Boda Típica de CandelarioCandelario acogerá, el próximo domingo día 14 de agosto, la vigésimo segunda edición de la Boda Típica, según informaron en la tarde de ayer los miembros de la Asociación Cuesta de la Romana acompañados por la Alcaldesa de la Villa, Ana Mª Carrón. Esta fiesta, que cuenta con la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, desde el 2009, tiene como objetivo conmemorar y mostrar "a la vieja usanza" la forma de celebrar una boda en Candelario y los encargados de llevarla a cabo son miembros de la Asociación Cuesta de la Romana, que a su vez tomaron el relevo de las hermanas Vallejera. Y cuenta con el patrocino del Ayuntamiento y la colaboración de la parroquia de Candelario.

En esta edición, los novios serán Ernesto Calles y Eva de Frutos, que contrajeron matrimonio hace un año en esta misma parroquia y que de alguna manera "renovarán", el próximo domingo sus votos matrimoniales y sus padrinos serán Prudencio y Mariani.

Según han informado los miembros de la organización, el sábado antes del "casamiento", día 13 de agosto, tendrá lugar la despedida de solteros. Un pregonero anunciará la boda por las calles del pueblo y sobre las 21:30h, en la plaza Vieja se realizará un convite.

Ya el domingo, la representación de la boda comenzará sobre las 12:00h del mediodía. Un grupo de mozos irá en primer lugar, a la casa de los padrinos, situada en la calle de la Regadera, para desplazarse desde allí, a casa del novio a recogerle situada, en esta ocasión, en la calle Mayor. A continuación el grupo irá en busca de la novia a su casa situada en las inmediaciones de la Plaza del Humilladero.

Seguidamente, la comitiva partirá por la calle Mayor hasta la Cuesta de la Romana, el mejor lugar para situarse y ver la llegada de los novios a la Iglesia, por ser uno de los lugares más emblemáticos del pueblo.

Sobre las 12:45, en la puerta de la Iglesia se celebrará el casamiento. A continuación, uno de los mozos llamará a la puerta y el sacerdote les recibirá para darles la bendición y realizar el besamanos y el rito de las "Velambres o Velaciones" durante el que los novios reciben la bendición de rodillas y sosteniendo una vela encendida.

Un vez terminado el rito del matrimonio, el grupo se dirigirá a la Plaza Vieja dónde tendrá lugar un convite consistente en sangría y galletas de vainilla, como tradicionalmente se hacía en las bodas. También en este momento las mozas se cambian la matilla de ir a misa por el serenero, una prenda más de calle a la vez que festiva.

A continuación, en la plaza del Solano tendrá lugar el Tálamo. Es el momento en que los invitados hacen entrega de los regalos a los novios.

La jornada finalizará con el banquete de bodas en el hotel "Cristi" y con un menú tradicional tal y cómo se hacían en las bodas en Candelario antiguamente.