La Moraleja por Santiago Nieto

"Mecagoentuputamadre"

Es una puta mierda que la gente la que tenga esta actitud. Confió en no sumarme a la piara. Se que no lo haré pero nunca puedes decirlo  taxativamente pues la fuerza de la inercia social (lo borreguil) debe ser digna de tener en cuenta. Yo “pa” esto soy “mu” egoísta.  Hablo de la actitud prostituida (emputecida) de los políticos necios que hoy se hacen de cruces con los versos de Escarpa.

El otro día discutía, en un viaje en coche del que era conductor y que duraba más de una hora, sobre este tema. Lo hacía  con gente que entiendo razonable, unos amigos que lo son de veras. Pero fíjate que mierda, Alejo Riñones se ha salido con la suya, porque esta gente razonable y yo (ni un ápice) discutíamos sobre el contenido de los versos. Yo les decía que lo entendía como la metáfora de una letanía (el ora pro novis de los rosarios aquellos) una letanía protesta, que no deja de tener su aquel. Hasta que me di cuenta que discutía de forma equivocada, y que eso es lo que persiguen el necio y sus secuaces. La verdadera discusión  está en la utilización de la libertad de expresión y la artística para usos políticos y los ya no tan oscuros intereses de los mismos. Pero esta discusión es difícil de mantener con un cojonudo "mecagoentuputamadre" como carta de presentación. Los versos han sido publicados y patrocinados por otras honorables instituciones, gobiernos y colectivos, llevan rondando desde 2007, siendo declamados incluso en Madrid, sin que “la Espe” (mas honrada que mi Riñones(¿¿)) Haya dicho ni mu. Los versos han tenido que llegar a esta ciudad leonina en sus quehaceres políticos para que un necio se haya escandalizado y haya alzado los versos bajo la pira, un necio y sus secuaces necios periodistas. Que ya llamarles así es honrarles.

Hoy solo lamento que mis vacaciones coincidieran con el encuentro de escritores, germen de esta polémica y no haber podido asistir al evento. Esta bronca  está sólo está preparada para aquellos ojos capaces de percibir lo sublime. Yo ando abriéndolos aun, pero atisbo la luz. No me gusta Escarpa, pero me partiría la cara para que se le pudiera escuchar (no recuerdo el autor ni la frase concreta pero se entiende).

Salud!

Artículo publicado el martes, 15 de septiembre de 2009

Somos seres simples

En estos días inciertos..., bueno en estos días ciertos; reales como la mísera vida, todos analizan e interpretan incluso se creen en la obligación de hacerlo, los resultados electorales. Desde la poesía, desde la prosa mas surrealista, desde cada rinconcito web y desde cada rinconcito de papel impreso, surge un análisis libertador (habla el oráculo cada vez que alguien interpreta los resultados electorales) Cada razonamiento, cuyos autores no pueden evitar expeler para distribuir, interpreta la conducta humana en lo colectivo (análisis sociológicos del tipo la rebelión de las masas), o mejor dicho la conducta del votante, que si bien pudiera parecer que una cosa no quita la otra; este análisis; que también lo es,  demostrará al final de su retórica (será solo eso) que existen serias dificultades en atribuir aptitudes humanas a algunos votantes.

Procedamos. Todos analizan, todos interpretan de ahí partimos. Todo es más fácil. Somos seres simples, simples seres borreguiles que repetimos hasta el paroxismo nuestras conductas pasadas por que no somos seres creativos. Es la inercia vital la que nos libra de tropezar con la misma piedra y esto nos parece bueno, por eso pasamos una y otra vez sobre el puto guijarro. En fin, que me desvío. Parto de la premisa  de que somos seres simples, sencillos sin que la característica suponga un lastre vital, es más un ser simple es un ser feliz. Y como seres simples y desnudos nos conducimos y votamos y nuestro ejercici el de introducir la papeletita en la urna, está condicionado por nuestros sentidos a nuestros sentidos han llegado sobre todo las aptitudes de nuestros políticos pero más y casi en exclusiva la sonrisa tolerante de ZP y la mirada sarcástica y huidiza de Rajoy. Como a mi, las miradas me dicen muchas cosas, a mi cerebro simple no le dio tiempo a procesar los datos y cedí mi voto, dejé que otro lo hiciera por mi. Votó mi hijo al que le pedí que eligiera la “papela” entre la amplia gama de ellas que había en mi colegio electoral. Con entusiasmo y una sonrisa cómplice señaló la del PSOE, la introdujo en el sobre y hasta el presidente de mi mesa dejó que fuera el niño quien la introdujera en la urna. Fue su decisión. Su cerebro no es nada simple es muy complicado y muy preciso, por eso me fié a ciegas.

Mi análisis: Ha ganado el PSOE en España. El PP ha perdido y no tiene visos de que la cosa cambie. En Béjar el PSOE obtuvo menos votos que el PP, 103 menos y tiene visos de que la cosa cambie.

Artículo publicado el miércoles, 12 de marzo de 2008

"El mal gobierno impone a los mas la ley de los menos"

Hemos asistido juntos a varias sesiones para el reglamento, no a todas, en algunas usted tenía otros asuntos que atender y no pudo asistir.

Hemos coincidido también en otras ocasiones. En las reuniones del reglamento me he dirigido a usted personalmente para invitarle a recapacitar y ofrecerle las concesiones de los vecinos e intentar el consenso. Hizo caso omiso, no dio explicaciones de ningún tipo y se reservó para su actuación en un pleno, no por respeto al órgano que representa sí no por que consideró que sería mejor plataforma de lanzamiento para sus descalificaciones.

Nos encontramos aquí, y puesto que prefiere este medio para comunicarse (de nuevo con insultos en este caso a un medio de comunicación) sea:

No se puede poner en tela de juicio la representatividad de las asociaciones de vecinos como usted lo hace. Dice que no, pero lo hace pidiendo afiliados, pago de cuotas y demás, créame somos mas "afiliados" que a los de cualquier partido político de esta ciudad, solo que nosotros no cobramos por asistir a sesiones ni gastos ni dietas y los hay. Somos elegidos democráticamente, una democracia que usted por lo que veo ni entiende ni comparte. Cada año (no cada 4) ponemos nuestro cargo a disposición de juntas y asambleas para su renovación, no nos gustan las poltronas y de nuevo créame, cuesta disgustos y genera poco beneficio. Pero usted duda y duda y trata de extender esas dudas sobre la representatividad, y lo hace por que no hay una sumisión que ustedes esperan.

Temen que a ustedes se les reste representatividad, no se preocupe, eso ya lo hacemos los ciudadanos en las urnas. Nosotros ni somos, ni lo pretendemos, concejales, no queremos. Si así fuera iríamos en listas electorales. No queremos quitarles por que nosotros les hemos puesto. No les negamos la palabra como ustedes lo hacen, y lo hacen oponiéndose a un reglamento que nos la otorga.

Este reglamento ha conseguido que todos los ciudadanos, TODOS ("cualquier vecino empadronado en Béjar") puedan presentar iniciativas ciudadanas y participar activamente de su gestión. Eso usted no lo quiere, forma parte de su política de derechas, reaccionara, que trata de evitar otorgar cualquier parcela de poder, por pequeña que sea a los ciudadanos. Usted nos prefiere borregos (un voto cada cuatro años y durante ese casi lustro dejarse guiar por el pastor) Sin obstaculizar la acción de los gobernantes por muy ineptos que éstos se muestren. Ya ve que no es así, que por el momento no será así.

He preferido cohibirme en alusiones personales, cosa que usted no hizo en la sesión. En cambio le voy a hacer un regalo, una frase extractada de un manifiesto zapatista que se que en usted ni puñetero interés despierta, pero que leerá:

“…Nuestra lucha es por el respeto a nuestro derecho a gobernar y gobernarnos, y el mal gobierno impone a los más la ley de los menos…”

Saludos

Artículo publicado el viernes, 29 de febrero de 2008

Salto a la irrealidad

Me pongo digno en mis propios sueños y templo mi confianza poniendo a prueba la moral de ese tipo que veo cada mañana reflejado en el espejo. Imagino escenas tórridas y pecaminosas (si no creo en esta palabra no creo en el pecado ni en los errores) Aunque mi sino es relativo, como lo es mi destino y en mi fortuna potencial no queda espacio par la imaginación, o quizás si. No se. ¡Bahh es igual!

Cada mañana escucho los voceros gritándome demasiado cerca de los oídos, salpicando con sus babas que me despiertan de puro asco. Hoy camino por los prados yermos que dejó Atila, con las voces a mis espaldas y un sentido del cansancio que he institucionalizado en mi cabeza. Oigo los gritos, los mismos gritos que si no me “emparanoyan” es por pura desidia.

Pego un salto y me apeo para toparme con la realidad:

  • Nos dejan ver los presupuestos y nos prometen que en los de 2009 tomaremos parte.
  • Aprobamos un nuevo reglamento de participación ciudadana en el que por primera vez se escucha y tiene en cuenta a los vecinos.
  • Aprobamos un reglamento de honores y distinciones, en el que no se venden gratuitamente los reconocimientos para su utilización electoral.
  • Arreglan marrones pasados y no sólo salvamos la situación de las placas solares, sí no que salvamos de las listas del paro a una empresa avocada al cierre.
  • Esfuerzo indigno de una persona con familia, para tratar de legalizar una situación de ilegalidad como la del nuevo matadero y encontrar los casi 5 millones de euros necesarios para la urbanización de la zona los accesos o los suministros, para terminar, lo que otros dijeron tener terminado para engañarnos a los vecinos de Palomares. Mientras a otros, a gritos, les preocupa el proceso de ilegalidad y se olvidan de los verdaderos perjudicados, de los daños que se tratan de reparar, de los graves perjuicios posibles. Se preocupan sólo por el auto bombo que posibilita esos 15 minutillos de gloria.
  • Esto y algo más en sólo 5 meses y con el handicap de una herencia mortífera. Miren, yo tengo ilusión.

Pego otro salto y me subo a la irrealidad que me mantiene con vida y tratando de aprender a bailar con un sonotone en mi pie izquierdo.

Artículo publicado el martes, 18 de diciembre de 2007

El caballo de Atila

Ando de descanso. Hoy, bueno ayer, y también hace la ostia de días, puedo confirmar que la depresión post vacacional existe. Lo cierto es que lo puedo confirmar desde hace unos años Hasta el punto que he de valorar, sin perjuicio para el resto de mi familia, la posibilidad de no salir de nuevo de vacaciones con el único objetivo de no sufrir las inclemencias del reanudar la propia vida que paramos en un afán desmedido pero también timorato por conocer el mundo que nos rodea mientras perseguimos un relax que no llega de propia ignorancia o vergüenza ajena por amistarse con nosotros pobres horteras de playa. Existe, en definitiva, el amuermamiento de saberse pobre, por no poder pagarse (como en el couché) unas eternas vacaciones de escándalo, y rezamos, a la caza de consuelo, por una lotería o un pleno al quince. Pero ¡que carajo¡ se necesita desconectar.

El otro día me acerque al ayuntamiento, después de mucho tiempo. Iba como representante vecinal a una reunión de la comisión mixta. Le pedí a la secretaria si podía ver el despacho del alcalde y muy sorprendida exclamó: ¡No fastidies que aun no has visto el despacho del alcalde! Se refería al nuevo, a Cipriano González. Hay mucha gente que conoce ya el despacho de Cipri (digo Cipri por que es amigo, para el que lo sospeche maliciosamente y no se haya enterado aun) Lo tenemos mal los amigos para tratar de obtener audiencia. Lo tenemos mal, en serio. Por que a los amigos no se les estresa y eso es lo que nos ha pasado a unos cuantos que queremos dejar espacio, dar tiempo al tiempo. Queremos esperar a que nazca la hierba vencida a los cascos del caballo de Atila (¿Era Atila no, el que no dejaba crecer la hierba con su caballo?) Todo este rollo no es para venderme es para tratar de hacer entender mejor mi queja, mi manifiesta protesta: A Cipri le están exigiendo mas en dos meses de lo que le exigieron al anterior alcalde en 12 años. Todos los problemas de 12 años de gobierno sin rumbo nunca pueden ser atajados en un par de meses, pero no lo pensamos. En fin, que eso me deprime, pero no tanto como las vacaciones conclusas, por que se el nuevo alcalde tiene redaños, paciencia, tesón y el lo sabe.

He salido de Béjar y he visto que hay otro mundo más allá de Vallejera y que hay otros cielos y otra vida y estas vidas me han tentado. Lo han hecho en forma de futuro para mis hijos y con la consabida vacación eterna, pero sobre todo con actividad y economía. Fueron los estudios lo que me trajeron a Béjar, la gente la que me atrapó, alguna gente. Después descubrí indeseables, pero entre esa gente encontré a la que hoy es mi familia. Béjar bien merece una espera.

Artículo publicado el viernes, 24 de agosto de 2007

< Anterior
1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente >