Nuevo varapalo judicial al gobierno de Alejo Riñones


Medidas municipales ante el COVID-19: Fases, ayudas sociales, ayudas autonomos, información, nueva normalidad

Redacción i-bejar.com
Junio 24, 2020 - 13:05

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla León desestima un recurso del ayuntamiento. La sentencia recurrida, obliga al consistorio bejarano a abonar más de 40.000 € a un particular que podría alcanzar los 80.000 € con costas e intereses.

Derrumbe edificio en calle Mansilla, febrero de 2014 (Archivo)

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dictado la sentencia, por la que desestima el recurso de apelación formulado por el Ayuntamiento de Béjar contra la sentencia dictada en diciembre de 2.018 por el Juzgado de lo Contencioso - Administrativo número 2 de Salamanca. El abogado que lleva la causa de un particular, Juan José Estévez Moreno recuerda que la sentencia condenaba al Ayuntamiento de Béjar a indemnizar a su cliente con la suma de 42.778 euros por los daños ocasionados al edificio de su propiedad sito en la calle Mansilla nº 22 de Béjar.

Finaliza así el doloroso proceso a que se ha visto sometido mi cliente desde que el Ayuntamiento de Béjar en el año 2.007 causó daños a su edificio, daños que no fueron reparados y produjeron su colapso definitivo en el año 2.014”.  El Ayuntamiento que presidió Cipriano González estuvo dispuesto a indemnizar al damnificado, y de hecho le indemnizó por el contenido existente en el edificio. La llegada de Alejo Riñones dejó sin efecto la permuta del edificio dañado por unos locales en La Fabril que se había acordado con el damnificado. Alejo Riñones se negó a indemnizar y prefirió seguir por la vía judicial.

El asunto fue sometido a consideración del Consejo Consultivo de Castilla y León en tres ocasiones, en las cuales la institución resolvió que procedía indemnizar a Gómez Cereceda por el contenido y por el continente, recomendación que Riñones desatendió en lo referente a indemnizar los daños al edificio (los daños al contenido fueron indemnizados por Cipriano González), lo que nos obligó a acudir a la vía contencioso-administrativa, dictándose una primera sentencia en diciembre de 2.018 por el Juzgado en Salamanca, estimando la demanda y condenando al Ayuntamiento a indemnizar con la suma reclamada (42.778 euros), así como al abono de los intereses legales desde octubre de 2.008 (fecha en que se hizo la reclamación patrimonial), y el pago de las costas procesales.

 Ahora el T.S.J. dicta sentencia desestimando el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento, y confirma la sentencia de primera instancia, con condena en costas.

La soberbia, el capricho y la obstinación de Riñones ha provocado no sólo la demora innecesaria en la resolución de un asunto del que era responsable absoluto, además del sufrimiento innecesario del señor Gómez Cereceda, sino además el tener que pagar en torno a 80.000 euros entre principal, intereses y costas (propias y ajenas)” destaca el abogado que hace pública su satisfacción por la sentencia.

Acceso a la sentencia