San Gil acusa al gobierno local de permitir robar el agua de El Bosque

El alcalde de Béjar cerró pleno de julio con diversas "no verdades" sobre los requerimientos del grupo cultural al mandatario local.

Redacción I-Bejar.com | martes, 01 de agosto de 2017

En el turno de ruegos y preguntas en el que miembros del Grupo Cultural San Gil intervinieron sobre la villa renacentista, que no finca, El Bosque. Su contestación incluyó diversas no verdades, o lo siguiente, que queremos desmentir (en su sentido literal) con esta nota.

En relación con el agua de El Bosque, se formularon estas preguntas: ¿en qué fecha se ha realizado la última inspección de la regadera de El Bosque?, ¿quién se ocupa de realizar esa inspección y cada cuánto tiempo?, ¿quién roba el agua de El Bosque y por qué se lo permite este Ayuntamiento? Su respuesta fue que era un año de escasez y que no había agua ni al principio ni al final de la regadera. Hay muchas personas que saben que, como en años anteriores, falta regularmente el agua en El Bosque desde el mes de junio, cuando no escaseaba en el arroyo del Barquillo,  y que en este tiempo ha habido agua al inicio pero no al final de la regadera. La realidad no coincide con lo manifestado por el Alcalde, como muestran dos fotografías del 28.07.17. En la primera se ve el agua que lleva la regadera en el punto de cruce con la carretera Candelario- Navacarros. La segunda es de un verde prado contiguo a la regadera, que no tiene servidumbre de acueducto y, por tanto, no tiene ningún derecho al agua de ésta.

A las preguntas sobre por qué no funcionaba la Fuente de la Sábana, dijo que era porque había poca agua y no llegaba a la fuente y que habría que poner una bomba hidráulica para impulsarla. En primer lugar, esa respuesta omite (¿interesadamente?) que la fuente dejó de funcionar, con agua y sin agua en la regadera, poco después de que se recibiese de la obra de rehabilitación. Por otra parte, la bomba ya está instalada y además hay un gran depósito para la fuente y todo lo necesario para que funcione en circuito cerrado. En su momento desecharon rehabilitar también el sistema de alimentación original de la fuente, perfectamente documentado desde 1705, sobre todo el llamado “estanquillo nuevo”, situado a cota suficiente para dar presión a los juegos de agua de la Fuente de la Sábana: ¿Cómo es posible que los técnicos de hoy sean incapaces de poner en funcionamiento un sistema realizado por un maestro latonero del siglo XVIII? Por cierto, aquel artesano cobró tan sólo 3000 reales al duque para dejar la fuente en estado de revista durante siglos, frente a la millonada que se ha gastado de las arcas públicas, en dos intervenciones, para no conseguir nada. 

Con esta nota queremos salir al paso de las no verdades del Alcalde y desmentir sus manifestaciones, que no responden a las preguntas que se le formularon.

Grupo Cultural San Gil. Julio de 2017.


 





Noticias

Reciba las últimas noticias directamente en su correo


Proporcionado por FeedBurner