La Plataforma para la defensa de El Bosque apuesta por la creación de un Consejo Asesor

Campaña de recogida de firmas. Desde que se aprobó el Plan Director de El Bosque, en 2001, tendría que haberse constituido el Consejo Asesor que en él se establece.

Redacción I-Bejar.com | lunes, 28 de noviembre de 2016

Las administraciones titulares, Ayuntamiento de Béjar y Junta de Castilla y León, “desprecian toda participación ciudadana”, aseguran desde la plataforma por la defensa de EL Bosque de Béjar, desde donde se asegura que han pasado más de 15 años de obras y reparaciones, también de ruina y expolio, sin que se haya convocado este órgano con capacidad para asesorar a la Administración, con el consiguiente perjuicio para el bien común al verse privado nuestro BIC-Jardín Histórico de las consideraciones y buen criterio de quienes por formación y conocimiento más pueden aportar a los fines previstos. Esa aportación de carácter técnico o facultativo habría podido evitar algunas omisiones, acciones e intervenciones contrarias a las características y valores de este BIC o a las buenas prácticas en su gestión, como la desafortunada obra de ajardinamiento en el entorno del estanque en 2007-2010, la incuria, abandono y robo descarado de materiales (las tejas de la Caballeriza, por ejemplo) o las recientes contrataciones a dedo.

En el Plan Director de El Bosque consta la creación de un específico Consejo Asesor con funciones perfectamente definidas que literalmente son las que siguen:
-Velar por la conservación, seguridad e idoneidad funcional del edificio para los usos que le son propios, acordados en el Plan Director.

-Seguir puntualmente el cumplimiento de las determinaciones del Plan Director.
-Supervisar tanto los Proyectos de intervención, redactados al amparo del Plan, como el resultado de dichas intervenciones.
-Proponer, en su caso, la modificación del Plan Director o su prórroga.
-Fomentar el desarrollo de los asuntos esbozados en el Plan Director con la recomendación de su ulterior puesta en práctica.
-Controlar que el mantenimiento del edificio sea el idóneo.
-Asesorar a la propiedad en todo lo relacionado con el edificio y su contenido.
-Coordinar las actuaciones de Administraciones o Entidades Públicas, tendentes al cumplimiento del Plan Director.
-Recoger y canalizar hacia las instancias pertinentes todas las nuevas circunstancias que puedan producirse y que afecten al conjunto.
-Fomentar cuantas iniciativas institucionales o particulares puedan cooperar a la difusión y revalorización de El Bosque.

Por otra parte, se explicita que dicho órgano ha de estar formado por:

-El alcalde del Ayuntamiento de Béjar, o persona en quien delegue, quien actuará como presidente del consejo.
-El arquitecto municipal.
-El arquitecto del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León.
-El director del Plan Director o en su caso, un miembro del equipo de trabajo.
-Un experto de reconocido prestigio en el campo de la arquitectura y/o jardinería histórica y conservación, conocedor del patrimonio del municipio.
-Un miembro del Grupo Cultural San Gil.


Conviene advertir de que «Todos los cargos del Consejo Asesor serán desempeñados gratuitamente» y sus decisiones han de ser tomadas por consenso (vid. PD, vol. V, pp. 295 a 298).
Los méritos del Grupo Cultural San Gil en la defensa, conocimiento y difusión de El Bosque son de sobra conocidos (probablemente mejor conocidos y valorados fuera de Béjar), pero tal vez sea el momento de refrescar la memoria del Director General de Patrimonio, cuyas declaraciones en días pasados dejaban muy claro su rechazo a la participación de esta asociación bejarana, sin la cual El Bosque sería hoy una fea urbanización de bloques y chalés. La labor del Grupo en relación con El Bosque se remonta a 1992 y se ha mantenido de forma continuada hasta el presente, integrada desde 2014 en la Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB) junto a otros colectivos. En esa larga andadura de casi 25 años, ha organizado numerosos actos informativos, divulgativos y reivindicativos, cuatro ediciones de las Jornadas de Estudio sobre «El Bosque de Béjar y las villas de recreo en el Renacimiento» (1992, 1996, 1999 y 2002) con la participación de destacados expertos en jardines históricos, ha publicado los volúmenes correspondientes a dichas jornadas y otras obras monográficas sobre el mismo Jardín Histórico (incluido un folleto divulgativo), ofrece visitas didácticas gratuitas (la próxima, el sábado 3 de diciembre) y ha presentado públicamente y ante la Administración competente varias propuestas de rehabilitación, uso, gestión y promoción de El Bosque (el más reciente, en agosto de 2016). Entre sus miembros son varios los que han realizado y/o publicado buen número de trabajos de investigación sobre este BIC, como Urbano Domínguez (con un libro y 8 artículos); Olga Fraile (con 1 artículo); Lola González (con su trabajo de fin de máster y 3 artículos); José Muñoz (con 2 publicaciones monográficas en colaboración, 27 artículos –4 de ellos en colaboración–, 4 estudios inéditos y su tesis doctoral en curso, dedicada específicamente a El Bosque, en la Escuela de Arquitectura de Madrid) y Juan Félix Sánchez (con 2 artículos y un gran trabajo de documentación en diversos archivos): en total, varios cientos de páginas a disposición del público y las administraciones. Los trabajos publicados hasta 2000 constituyeron el fundamento bibliográfico del Plan Director, de ahí que sus redactores decidieran contar con su aportación en la fase de ejecución del mismo a través del Consejo Asesor, pero no olvidemos que las publicaciones del Grupo o de sus miembros han continuado hasta el presente (en el PDF adjunto se ofrece la relación bibliográfica completa, organizada por autores).

Así pues, el Grupo Cultural San Gil no sólo está sobradamente preparado para formar parte de este órgano, sino que se muestra dispuesto para emplearse a fondo en él en defensa de nuestro Jardín Histórico. Lo mismo se puede decir de los expertos en jardines: los hay y muy buenos, algunos conocen en profundidad nuestro maltratado jardín y villa de recreo y tienen mucho que aportar en este órgano que venimos demandando. Por tanto, si así lo establece el Plan Director, si lo ratifica la doctrina internacional en materia de Patrimonio, si los miembros están dispuestos para ser convocados y ni siquiera costará un euro al erario público, ¿por qué la Administración sigue sin crear el Consejo Asesor de El Bosque, solicitado desde hace años?, ¿temen quedar en entredicho cuando sus pretensiones se vean confrontadas con la opinión de expertos en jardines históricos o de especialistas en El Bosque?, ¿a qué viene ese rechazo?


La PDBB ha iniciado una campaña de recogida de firmas AQUI

 


 





Noticias

Reciba las últimas noticias directamente en su correo


Proporcionado por FeedBurner