Ciudadanos por Béjar denuncia el "Portazo a la Covatilla"

El grupo político se pregunta por que el cierre de la covatilla si aun hay nieve para esquiar

Redacción I-Bejar.com | miércoles, 19 de abril de 2017

Ciudadanos por Béjar y Comarca / No es normal que una estación de esquí cierre, sin previo aviso, justo en la víspera de las vacaciones de Semana Santa; pero esto es lo que ocurrió el pasado martes 11 de abril, cuando se anunció a las 14:30 que La Covatilla se cerraba por fin de temporada (aunque en la página web una semana después se siguen anunciando en portada las tarifas fin de temporada invitando a “disfrutar” de la nieve). Si las condiciones de nieve eran tan malas que obligaban al cierre inmediato ¿porqué se no se dijo nada hasta el último momento? Seguramente, quienes habían hecho planes para venir a esquiar a partir del miércoles, tendrán algo que opinar al respecto, dado que esto sólo es explicable por una clamorosa falta de previsión y comunicación o, puede ser, por la voluntad decidida de ocultar una decisión ya tomada para engañar a los usuarios.

Hay, no obstante, una tercera posibilidad, que este cierre repentino obedezca a una avería en las instalaciones, de hecho una máquina pisapistas ha quedado abandonada durante una semana en la cota 2300. ¿Quién sabe? Todo en la gestión municipal de la estación de esquí es opaco y misterioso, ya sean las cuentas o las contrataciones, donde, por ejemplo, la totalidad de los puestos directivos o de responsabilidad obedecen a contratos directos, sin publicidad ni concurrencia pública, siendo designados por “el Alcalde” como único órgano de contratación.

Este cierre extemporáneo es el colofón al cúmulo de despropósitos que, un año más, han caracterizado la gestión de la estación de esquí. Los “maestros turroneros desde 1880”, Alejo-Conesa han vuelto a cavar en la fosa de La Covatilla, sabrán mucho de turrones y de marrones, pero de nieve poco. Nos hemos tomado la molestia de consultar con algunos expertos y todos coinciden en señalar que la nieve no se ha trabajado o se ha trabajado mal, que no se hizo base cuando se podía y debía y que no se consolidaron los principales itinerarios utilizando la nieve acumulada en los paravientos, dejando a estos libres para acumular más nieve. Tampoco entienden porqué no han podido seguir abiertas las pistas altas que tenían nieve más que suficiente.

De hecho, lo que no se hizo para los posibles clientes de Semana Santa, sí se hizo dos días antes para una competición, habilitando los tramos alto y medio de la pista “El Cerrojo”, cuando lo lógico habría sido dedicar todos los recursos para preparar otras pistas que aseguraran la apertura durante algunos días más para los clientes, en vez de quemar todas las naves para una carrera. La conclusión de los expertos es que la principal razón para no haber podido abrir las pistas durante la Semana Santa ha sido la mala gestión de la nieve, y nos recuerdan otra temporada complicada, como la de 2009, en la que desde mediados de febrero se actuó para conservar la base en la mitad de la pista de “Las Mulas”, lo que permitió mantenerla abierta hasta primeros de mayo (la estación cerró el día 3 de mayo).
El Ayuntamiento y los bejaranos “paganinis”, deberían meditar sobre la cuestión. Covatilla sí, bien gestionada profesionalmente y con la transparencia que corresponde al manejo de un elevado presupuesto de fondos públicos; o Covatilla no, si se convierte en un coto privado para Alejo y sus colaboradores, con el resultado por todos comprobado.

A la vista está que la gestión municipal de La Covatilla se centra en el objetivo de gestionarla como si de un negocio particular se tratase, pero desde el sillón de la Alcaldía, eludiendo y sorteando sistemáticamente los procedimientos legales para la contratación de personal, de servicios y suministros y maniobrando siempre con el objetivo concreto de que el Alcalde pueda hacer y deshacer sin rendir cuentas a nadie y sin aparente control por parte de los representantes políticos en la oposición o el conjunto de la ciudadanía.

Ahora tres años después de negar a la anterior gestora la autorización para organizar campamentos y talleres de idiomas,  se nos anuncian bicicletas y parapentes para este verano. Confiemos en que, esta vez, el anuncio corresponda a la realidad, porque ya va siendo hora de sacar partido a todas las posibilidades de las instalaciones en la sierra. Pero, cuidado, los costes de adaptación de remontes y pistas para estos usos, no son precisamente baratos (suponiendo que el telesilla de pinza fija pueda ser utilizado) y el ayuntamiento de Béjar tendrá que atender, al mismo tiempo, todos los costes de mantenimiento, reparación y reposición del conjunto de instalaciones y maquinaria, entre los que se encuentra la depuradora de aguas residuales, que lleva tres años sin tocarse, los mismos años que lleva faltando el Plan de Vigilancia Ambiental, entre otras cosas. Si Medio Ambiente toma cartas en el asunto, puede ser que este verano tampoco tengamos actividades en la sierra por clausura de las instalaciones, que a lo mejor es lo que le conviene a Alejo, que, además, le echaría la culpa a Gecobesa.

Por cierto, hoy mismo hemos conocido la sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Salamanca, por la que se anulan las liquidaciones que el Ayuntamiento de Béjar giró el 15 de marzo de 2012 a la anterior concesionaria, por importe de 618.645’72 euros, lo que condujo a la sociedad al Concurso de Acreedores. El Ayuntamiento ha sido también condenado en costas, lo que redobla la rotundidad de una sentencia con consecuencias que afectarán a otros procesos en curso de los que se pueden derivar responsabilidades concretas para los responsables municipales. ¿Quién pagará los platos rotos?  ¿Va a seguir la oposición mirando hacia otro lado?

Nota de prensa Ciudadanos por Béjar y Comarca


 





Noticias

Reciba las últimas noticias directamente en su correo


Proporcionado por FeedBurner