El Ayuntamiento cierra El Bosque para evitar testigos de sus tropelías

San Gil denuncia las recientes intervenciones y decisiones municipales sobre BIC-Jardín Histórico El Bosque de Béjar, potencialmente lesivas para su conservación integral y contrarias a la vigente Ley de Patrimonio

Redacción I-Bejar.com | viernes, 10 de noviembre de 2017

Esta es la única explicación posible ante una medida tan arbitraria como injustificada, la de cerrar El Bosque a las visitas durante los seis largos meses en que va a desarrollarse ese taller mixto de empleo que pomposamente han bautizado con el nombre de "Duque de Béjar", destinado a labores de ajardinamiento perfectamente compatibles con el acceso del público establecido por la Ley: ¿también trabajarán en días festivos? 

Desde el Grupo Cultural San Gil se ha solicitado información sobre este proyecto de jardinería y sobre muchos otros aspectos oscuros en la gestión municipal y autonómica de este BIC-Jardín Histórico y la respuesta ha sido el mismo ninguneo que vienen practicando el alcalde y el Director General de Patrimonio desde hace años, incumpliendo reiteradamente sus responsabilidades y obligaciones legales. 

De forma extraoficial, hemos sabido que el proyecto va firmado por un arqueólogo sin cualificación para intervenir en la restauración de un BIC-Jardín Histórico: ¿admitiría este arqueólogo que un arquitecto paisajista firmara un proyecto de excavación arqueológica? Tampoco se puede considerar adecuado el perfil de ingeniero agrónomo planteado para su director, lo que supone un incumplimiento evidente y descarado del artículo 39 de la Ley de Patrimonio: "los poderes públicos procurarán por todos los medios de la técnica la conservación, consolidación y mejora de los bienes declarados de interés cultural": ¿qué pinta un arqueólogo proyectando la restauración de un Jardín Histórico?, ¿ese es el mayor nivel técnico posible, el más adecuado?, ¿por qué la Dirección General de Patrimonio no exige la intervención de un arquitecto paisajista en El Bosque?, ¿por que no se cuenta con el asesoramiento de expertos en jardines históricos y en El Bosque? (por ejemplo, en el seno del Consejo Asesor, tantas veces solicitado), ¿por qué se deja a un déspota ignorante como el alcalde Riñones hacer y deshacer a su antojo?, ¿sólo para rapiñar algunos votos en las elecciones municipales de 2019? 

La ejecución de este chapucero proyecto mediante un taller de empleo sin garantías técnicas ni profesionales puede suponer graves daños en El Bosque, un nuevo saqueo de las arcas públicas (tanto por su coste como por el de restaurar después lo mal restaurado) y, por lo mismo, más tiempo perdido, acumulable a los ocho años de retraso que corren desde 2009, cuando tendría que haber sido ejecutado completamente el Plan Director de 2000-2001. 

El Ayuntamiento se apunta, como siempre, a la mala política de hechos consumados, sin testigos en El Bosque, sin transparencia en su gestión ni en la publicidad de sus proyectos para que nadie pueda detener sus veleidades y tropelías. Otra cosa es que lo consiga: nuestra asociación ya ha informado de todo esto a diversas instituciones, asociaciones y profesionales relacionados con los jardines históricos para que intervengan y exijan explicaciones a los poderes públicos competentes en la materia, de modo que la restauración de El Bosque no se pueda realizar sin las debidas garantías para la integridad del BIC. Además, exigimos el cumplimiento de la Ley de Patrimonio en cuanto al acceso público a los Bienes de Interés Cultural (artículo 13.2): El Bosque debe permanecer abierto a los visitantes al menos cuatro días al mes, le guste o no a nuestro alcalde. 

GRUPO CULTURAL SAN GIL / BÉJAR, 9 NOVIEMBRE 2017


 





Noticias

Reciba las últimas noticias directamente en su correo


Proporcionado por FeedBurner